,

Contador y el fantasma invernal

Esta época de retiro supone un gran test para Alberto. El desprecio del ruso apuntaba en la dirección de un mal cuidado de su faz ciclista en los meses en los que la competición descansa. No hay que olvidar que durante años su factor diferencial ha sido el ser competitivo de inicio a fin, incumplido por primera vez, lo que le ha costado críticas por parte de aficionados y prensa. Injusto por un lado.

Justo por otro, al igual que a otros ciclistas les llueven cuando su rendimiento baja. Una llave al mundo de los buenos y los malos, de donde normalmente ya no se vuelve. Este invierno puede empezar a revertir la tendencia. Lo necesita.

Tiene todas las condiciones para ello, con la lejanía del fantasma ruso que tanto ha ayudado a su desestabilización y la conformación de un patrón único y estable. Si las lesiones le respetan y considerando su orgullo y raza, es fácil que su año 2014 sea mucho mejor que el 2013. Se dejará la piel por ello.

Más noticias:

Turín, posible salida de la Vuelta 2015

¿Pinot fuera del Tour?

Movistar domina el mundo

El futuro es el fuego, Darwin Atapuma

Purito, viejo y nuevo nº1

Daniel Martin correrá el Giro en 2014

Samuel Sánchez y la gran victoria

Los puertos de Zumarramurdi

Kreuziger y el trono del Tour de Francia

Bouhanni, el rey de la segunda fila

El nuevo poderío en el llano de Movistar

El renacimiento de Sylvain Chavanel

Gilbert explota

Tour de Francia 2014: vuelve el pavé

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.