SEGUNDA SEMANA DEL TOUR 2015: CONMOCIÓN Y ESTABILIZACIÓN

El inicio de la semana en el Tour de Francia nos traía diversas conmociones. En lo extradeportivo, Ivan Basso el lunes anunciaba que debía abandonar la carrera. La causa, un tumor del que ya ha sido intervenido y del que parece que se recupera. Desde estas líneas, desear a Ivan una pronta y feliz recuperación.

La conmoción deportiva llegaba al día siguiente en las rampas que condujeron al pelotón desde Arette hasta la estación invernal de la Pierre de Saint Martin. Sucesivamente, los franceses Bardet, Peraud y Pinot se descolgaban del grupo al no poder seguir el ritmo marcado en principio por Movistar y posteriormente por Sky. Ya luego incluso Nibali y Contador tampoco podían con el ritmo marcado por los Porte y Thomas. A unos siete kilómetros del final Froome lanzaba un furibundo ataque. Nairo Quintana decidía seguir a su ritmo. El Tour quedaba marcado para unos cuantos días. ¿A qué había de atribuirse tamaño cataclismo? ¿A un excepcional momento de forma no sólo del keniata sino también de sus gregarios en Sky? ¿A un rendimiento global muy por debajo de lo esperado de sus supuestos rivales? El apabullante dominio del equipo británico originó tal estado de shock que algunos ya pensaron que el Tour estaba decidido.

Tal fue la conmoción que en la jornada del día siguiente apenas sucedió nada reseñable. A pesar de que debía ascenderse el Tourmalet. Triunfaba la escapada consentida y Majka ganaba en Cauterets. Otra escapada consentida repetía nuevamente triunfo al día siguiente en Plateau de Beille de las piernas de Purito Rodríguez. En esta jornada los rivales de Froome se dedicaron a recuperar sensaciones y confianza. Que el líder no les metiera más ventaja. Este apenas intentó nada y la cosa se redujo a unos tímidos ataques entre los favoritos sin ninguna convicción. Los gregarios de Sky mantenían su desquiciante presencia en cabeza de este grupo de elegidos. El resultado no podía ser otro que el de tablas.

En la jornada del viernes con un final en rampa ya no triunfó la escapada. Esta fue cazada ya en ese último kilómetro. Agónico final entre los escapados y el pelotón. Y cuando parecía que Sagan ya le tenía cogida la medida a la victoria, volvía a hacer segundo. Esta vez al no poder superar a Van Avermaet. Tercera victoria para BMC.

Nueva escapada bidón en la jornada con final en el aeródromo de Mende con triunfo para Cummings del MTN-Qhubeka. Una escapada en la que quien más empeño puso fue el equipo FDJ. Pero el ciclismo es así. Hubo ataques entre los favoritos en la ascensión final. Quien más insistió fue Quintana pero Froome, al ritmo que le marcan no ya sus rivales sino los dictados de las nuevas tecnologías, consiguió empalmar con el de Movistar y atacarle al final. La novedad radicaba en que era Froome quien debía salir a los ataques porque sus compañeros ya no aparecían en la cabeza de ese grupo. Valverde, Contador, Nibali y Van Garderen entraban por detrás. Los dos españoles proclamaban su infinito “pique” a quien todavía no tuviera conocimiento de él.

Dura jornada la del final en Valence corrida a fuerte ritmo. De las que no dejan huella en la clasificación general pero sí en los organismos de los ciclistas para los días futuros. Porque además de la velocidad, en esta y en las anteriores etapas ha imperado el calor. Lejos quedan las lluvias de Holanda, la Bretaña, Normandía… Tercera victoria para Greipel en un magnífico sprint.

La etapa con final en Gap va adquiriendo con el paso del tiempo su magia particular. Quien más contribuye a ello es el ya famoso descenso del Col de Manse, que va aumentando su leyenda. La caída de Thomas, el espectacular descenso de Peter Sagan…imágenes que serán recordadas en el futuro por la afición. Hubo alguna escaramuza entre los favoritos durante su ascenso, con Nibali arrancando unos segundos en la meta de Gap. Se consintió nuevamente una numerosísima escapada bidón, consentimiento basado precisamente en la presencia de muchos equipos. El alicantino Rubén Plaza hizo valer su experiencia unida, a su capacidad de sufrimiento durante el ascenso y a los riesgos asumidos durante su descenso

Llega la tercera y decisiva semana. Con Alpes y sin contrarreloj. Todo está por decidir. En los coches será necesaria una buena dirección deportiva para tormar decisiones adecuadas según las circunstancias de carrera que se vayan produciendo. Pero previo a esto, dos preguntas nos hacemos: ¿Habrá ambición suficiente? ¿Habrán las fuerzas necesarias?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *