,

Alternativas Vuelta España 2018: Andorra

En esta ocasión nos centramos en las dos etapas andorranas, y hacemos hincapié en el principal puerto olvidado por la Vuelta, el Coll de la Gallina, que sólo se sube hasta el Santuario de Canolich en la penultima etapa, cuando debería aprovecharse más y convertirse así en el referente del cicloturismo en el principado.


En primer lugar, para la etapa con final en la Rabassa, la mejor opción es incluir la vertiente de Fontaneda, que se estreno en 2015.


Y para la siguiente etapa, manteniendo el final de etapa en Canolich, lo adecuado sería atreverse con un doble paso por la vertiente de Aixovall.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *