, ,

Ciclismo español, la generación de las vacas flacas

Ciclismo español, le generación de las vacas flacas. Es un título duro, pero que se alinea con un contexto general deprimido y sin muchas esperanzas de mejora a corto plazo. No es la primera vez que sucede, pero sí una de las más complejas de analizar.

No hay equipos, por lo que muchas de nuestras figuras ya están fuera. No hay una generación que empuje con la fuerza suficiente para quitar de primera plana a Valverde, Rodríguez o Contador, sobre todo a nivel mediático. No hay carreras, por lo que el coste de la competición aumenta, lo cual disminuye el número de días de competición de unos jóvenes que siguen siendo inexpertos aún en su edad adulta. Lo vemos en los Mundiales año tras año.

En Francia hay una Copa de Francia, en Italia hay devoción por las clásicas y el ciclismo. En Alemania no hay nada, lo cual se proyecta como una pérdida de interés que se traduce en menos horas en televisión y hueco en los medios.

Es la gran amenaza. Los éxitos volverán, pero ¿y si cuando vuelvan no hay nadie que los siga? Le sucede a tantos deportes que sería de extrañar que el ciclismo fuese el único en sobrevivir impune a tantos vaivenes.

En esa generación están el reciente ganador del Tour del Porvenir, Rubén Fernández, otro Caja Rural, Omar Fraile, Jesús Herrada, Jordi Simón… Todos ellos (y algunos más) son los encargados de sacar adelante la papeleta. Difícil cuando alguno de ellos ni siquiera tiene un equipo que le acoja en le profesionalismo.

De todos modos, habrá que esperar a que las sorpresas que aparezcan le den aliento a una situación cuanto menos preocupante. Fernando Alonso puede hacer mucho bien si basa su inversión en recoger el talento sin modo de expresión que se encuentra en estos momentos en las carreteras de nuestro país.

Más noticias:

Luis León Sánchez a Caja Rural

Fuglsang, corredor de cuatro estrellas

Esa cara de Andy Schleck

¿Froome en Movistar?

Castroviejo, el vueltómano recortado

¿Qué ciclismo te gusta más?

El cambio radical de Gilbert

Tiralongo, el enemigo de Contador

Amets Txurruka, un paso adelante

Nibali, magia y orgullo hechos ciclista

Joaquín Rodríguez y el cambio de tendencia

¿Es Oleg Tinkov bueno para el ciclismo?

Alejandro Valverde corre más y gana menos

Los ataques lejanos de Contador

Italia sueña con el duelo Valverde – Purito

Rubén Plaza, lo que podría haber sido y no fue

¿Qué será de Juanjo Cobo?

La única puerta abierta para Samuel Sánchez y Seeldrayers

La gran celda de Tom Boonen

El antes y el después de Pablo Lastras

Los dos caminos de Michal Kwiatkowski

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.