El agujero negro de Andy Schleck

Son muchos los que critican su forma de correr. Y con razón, no ha habido en los últimos tiempos un desperdicio tal de talento. Se ha introducido poco a poco, además, en una espiral de retiradas, lesiones y apatía que le han mantenido fuera de actualidad durante dos largas temporadas.

Justo las mismas en las que su hermano, coincidencias de la vida, ha sido sancionado por dar positivo. Tras renovar su contrato con Trek muy a la baja y tras ser una de las grandes realidades del ciclismo mundial, tiene ante sí la última oportunidad de reconducir su carrera.

Si todo sigue su curso normal, competirá más que otros años a principio de temporada y se le exigirán resultados antes del mes de julio. Se acabaron los días en los que todo se le ha permitido siendo uno de los mejor pagados.

De la desaparición de RadioShack saca una lección en claro, que el puesto no lo tiene asegurado por mucha fama que posea. A punto ha estado de quedarse fuera. La próxima vez, si se mantiene la situación y no cambia de actitud, lo tendrá difícil para seguir al igual que difícil lo tendría cualquiera de sus compañeros para continuar tras pasar dos años en blanco.

Más noticias:

El secreto de Pedro Delgado

Cumbres Verdes, nueva cima de la Vuelta

Ion Izagirre, la crono como objetivo

Tributo a Burry Stander

Gerard Rué, un francés en la corte del rey

Leopold Konig, aspirante a top ten

Sierra de Ávila, forja de campeones

Karpets, el gigante silencioso

El primer desafío de Lobato

Entrenamiento: la capacidad de sufrimiento

Wiggins emula a Riijs

La primera vez de Chris Froome

Rui Costa y Contador en la Volta ao Algarve

Bicicleta fixie por 181,57€

Contador gana la Setmana Catalana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.