,

Fonte da Cova, el gigante gallego olvidado

El puerto de Orense es uno de los grandes añorados en las rutas ciclistas. Su ubicación privilegiada propone etapas de gran montaña en las cercanías de Ponferrada o Barco de Valdeorras, pero nadie jamás se ha acordado de él. 

De buen piso y gran longitud (25 kilómetros por su cara gallega), el paisaje cobra singularidad en sus dos primeros tercios debido a las minas de pizarra que se encuentran en las laderas. En la parte alta el dominio sobre las cumbres vecinas es absoluto. La antigua estación de montaña sita en la cima ofrece un bonito lugar donde finalizar una etapa de la Vuelta o de repostaje para el cicloturista.

La cara leonesa es más corta, pero más intensa, más dura. En pocos kilómetros la carretera deposita en lo hondo del valle entre curvas de herradura y vistas hermosísimas de las montañas hermanas.

IMG-20130908-WA0053

IMG-20130908-WA0016

IMG-20130908-WA0018

IMG-20130908-WA0009

IMG-20130908-WA0015

IMG-20130908-WA0020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *