Freire y Sagan, tan parecidos y tan diferentes

Peto y Oscarillo, Oscarillo y Peto. Dos ciclistas tan tan diferentes pero a la vez curiosamente tan parecidos. El uno un chavaluco de Torrelavega y el otro una bestia centroeuropea, concretamente Eslovaco y de Zilina. Óscar un chaval discreto, humilde y tímido en sus inicios, Peter casi desde que empezó ya era mediático, con una fuerte personalidad (al pasó de los años casi a veces se ha ido convirtiendo en arrogante).

Verona 1999/Richmond 2015. Dos mundiales, dos siglos, dos continentes y el comienzo de dos leyendas. Freire se presentó en Verona teniendo 23 años como un participante más incluso en su día por muchos cuestionada su convocatoria, corriendo en Seguros Vitalicio teniendo, con un muy buen palmarés en aficionados pero semidesierto en profesionales, Peter se presentó en Richmond teniendo 25 años y siendo uno de los claros candidatos a la victoria, formando parte de Tinkoff una estructura potente y contando con un palmarés envidiable (sirva entre otros los cuatro maillots verdes del Tour, casi nada…). Diferencias muy evidentes pero mismo desenlace, ataque sorpresivo y levantando los brazos con los rivales detrás con cara de estupefacción.

Óscar ya tiene sus tres mundiales, record compartido con Binda, Merckx y Van Steenbergen. Peter este mundial parte como favorito pero se encontrará en todo momento vigiladísimo lo que complica la gesta inédita de repetir victoria en tres mundiales consecutivos después de su triunfo imponiendo explosividad en el bochornoso mundial del año pasado. ¿Logrará Sagan entrar en el gran olimpo arcoíris?

Tan diferentes pero tan parecidos, polos opuestos pero siempre con el mismo instinto asesino, ambición y hambre de ganar.

PATXI IBÁÑEZ GOÑI

One Response

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *