,

Giant-Shimano, la filosofía del largo plazo

Durante algunos meses se especuló con el fichaje de Joaquín Rodríguez por este equipo, aún denominado Argos-Shimano. El español se iba a quedar fuera del World Tour y buscó una salida para poder disputar sin problemas todas las carreras que quisiese elegir, pero sobre todo el Tour de Francia, el gran objetivo para 2013. 

Sin embargo, la respuesta ofrecida por el equipo fue que en él sólo desean tener campeones que salgan de sus filas, que procedan del esfuerzo y la formación y no del talonario. Un lema con el que han predicado, pero que no les ha alejado, ni muchísimo menos, del triunfo. Así se han erigido como uno de los equipos fuertes del sprint gracias a Marcel Kittel, o uno de los más prometedores como el galo Warren Barguil o los hermanos Yates.

Traicionando parcialmente esa teoría, el equipo firmó a Degenkolb en 2012 tras la desaparición de HTC-Columbia. El ex compañero de Cavendish se ha subido ahora a uno de los trenos rivales más fuertes.

Otro de los talentos surgidos dentro de este paraguas de buen trabajo y crianza de buenos ciclistas resuena el nombre de Tom Dumoulin. Se trata de un holandés de muy buen nivel contra el crono, pero a su vez resistente en las subidas. Un hombre completo y del que se esperan cosas muy buenas.

Ludvingsson, Arndt o Mezgec son otros ciclistas a tener en cuenta a no muy largo plazo. Su calidad ya ha comenzado a dejarse ver, pese a que ninguno supera los 25 años de edad (los dos primeros nacieron en 1991). Entre muchos jóvenes que tienen que hacerse un lugar en el profesionalismo y a los que, visto el historial de esta escuadra, habrá que prestar mucha atención. Mientras tanto, la fábrica del largo plazo funciona y demuestra que es válida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.