, ,

Andrey Amador, carácter de clásica

El costarricense ha estado bien cerca de subir al podio de la Gante-Wevelgem, una de las clásicas de piedras más importante del calendario. Pese a que su intento en compañía de dos hombres más a punto estuvo de cuajar, el de Movistar aún tuvo arrojo para intentarlo en solitario durante algunos instantes. 

Su capacidad para sorprendernos no tiene límite. Tras ser ganador de una etapa de alta montaña en el Giro de Italia 2012, el ciclista del equipo español, muy buen rodador y hombre de equipo, ha dado una exhibición de ganas y clase en una de las pruebas de un día más disputada.

Lo es por los clasicómanos, por definición y porque preparan a toda costa Flandes. Pero lo hacen más los velocistas, que encuentran aquí la posibilidad de adjudicarse una victoria de gran prestigio. Por ello tiene más mérito lo que a punto estuvieron de lograr los tres fugados, ya que el pelotón estaba en total descomposición debido al ritmo diabólico que Lotto-Belisol, Giant-Shimano y Omega-Pharma estaban imponiendo.

El hueco fue disminuyendo su ventaja, pero la escapada no desistió, gracias en gran parte a un Devolder que se crece cuando compite en su país. Amador tuvo la última bala, pero ya estaba todo lanzado para un sprint que finalmente se llevó por milímetros John Degenkolb.

En cuanto a Amador, fue alcanzado a 800 metros de la llegada, lo cual no le da el beneficio del resultado, pero no importa. Lo que queda es la sensación de que hay un gran corredor para este tipo de pruebas y que en un futuro no muy lejano debería probar suerte, ya que puede que sea ahí donde tenga un espacio de ser líder.

Ph: Movistar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *