, , , ,

Grandes vueltas, el gran engaño de las dos semanas

Entre los debates sobre las viejas y las nuevas fórmulas aparece un eslogan que afecta de bruces a nuestra gran ronda, la Vuelta. El supuesto recorte sólo se produciría en unas circunstancias ciertamente utópicas y en el fondo catastróficas.

Hay mucho interés en las palabras desinteresadas que aconsejan en ciclismo. No hay punzada sin hilo y no hay movimiento sin intención. Si la Vuelta se redujese a dos semanas sería cuestión de tiempo que algún país emergente en el universo ciclista aúpe su carrera a las tres semanas, ocupando el lugar que ahora tiene la ronda hispana.

Puede ser una estrategia de ASO el lanzar este globo sonda. España y su ciclismo atraviesan momentos complicados y saben que celebrándose en otro contexto se podrían obtener más réditos. Incluso haciéndola rotar de país según conveniencia. Un Critérium Internacional de tres semanas, un París-Dakar en ciclismo. Siendo en España, dos semanas se podrían cubrir con localidades de salida y llegada. En tres en ocasiones y para enlazar unos destinos con otros toca regalar de forma real o simulada alguna etapa.

No sería sencillo, ya que no es un modelo trabajado en un deporte tan inmovilista como este. Además a nivel deportivo, la Vuelta está a un muy buen nivel. Sin embargo, el interés comercial es el interés comercial. He ahí una de las grandes torpezas del Estado en dejar marchar de tu propio país la competición deportiva más importante a nivel ciclista y la más cercana al espectador. En lugar de ser ellos mismos los que ayudaran a reflotar un vehículo de promoción turística internacional de tres semanas de duración.

Pero hay motivo para la esperanza. RCS y los tiffosi no aceptarían jamás la reducción. Con todo el terreno que tiene ganado la Vuelta sobre el Giro, sería ceder por completo el puesto de ‘segunda grande’. De hecho, no hace tanto tiempo la dirección de la corsa rosa intentaron inteligentemente la aprobación de una renovación del calendario que daba con la Vuelta en abril, antes del Tour. La muerte de la Vuelta, el resurgir del Giro. La alianza con ASO de Unipublic, además, la ha hecho fuerte ante equipos y corredores. Todo para y por el Tour.

Más noticias:

Dani Navarro, cabeza de líder

Pozzato, el talento y el desperdicio

Galería de fotos: Mont Ventoux

La nueva responsabilidad de Henao

Los sprinters de Movistar

La gran oportunidad de Mikel Nieve

El paralelismo entre Aru y Nibali

El enésimo tropiezo de Valverde

¿Wiggins y Froome de nuevo juntos en el Tour?

Voeckler, osadía de World Tour

Luis León Sánchez a Caja Rural

Ciclismo español, la generación de las vacas flacas

¿Froome en Movistar?

Castroviejo, el vueltómano recortado

¿Qué ciclismo te gusta más?

El cambio radical de Gilbert

Tiralongo, el enemigo de Contador

¿Es Oleg Tinkov bueno para el ciclismo?

Alejandro Valverde corre más y gana menos

Los ataques lejanos de Contador

Rubén Plaza, lo que podría haber sido y no fue

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.