, ,

La Milan San Remo cambia de recorrido (otra vez)

La más clásica de las clásicas ha sido objeto de cambios de recorrido en los últimos años debido a diversos factores. Hasta el año 2007 se había mantenido inalterado el paso por los pasos del Turchino, lejísimos  de meta, y los repechos finales de Capo Berta, Cipressa y Poggio. Sin embargo, a partir de 2008 se cambió el recorrido. Se añadía la dura subida a Le Manie (4,7 kms al 6,7%) aunque bastante lejos de meta, a la vez que se alargaba el tramo entre el Poggio y la meta al situarla en Lungomare Italo Calvino, 500 metros más allá de la clásica llegada en Via Roma.

Las razones de estos cambios eran dos. Por un lado, intentar que la carrera dejara de ser territotio exclusivo de los sprinters, como había sido desde los años 90. Por otro lado, razones técnicas, pues la llegada en Via Roma presentaba dificultades logísticas.  Este era el resultado de los cambios.

img_altimetria2011_big

Los objetivos se consiguieron, puesto que el endurecimiento de la carrera propició que la carrera fuera más abierta, lo que propiciaba un desarrollo diferente y abría el abanico de posibles ganadores. No obstante, los hombres rápidos seguían siendo los principales favoritos.

Sin embargo, para 2014 la organización volvía a programar un cambio en el recorrido, eliminando Le Manie e incluyendo Pompeiana, una cota de notable dureza, entre Cipressa y Poggio.

finale_pompeiana

El objetivo parecía claro: limitar las posibilidades de un sprint masivo y dar cabida a otros ganadores que se la jugaran de lejos. Sin embargo no se subió finalmente debido al mal estado de la carretera, quedando un recorrido muy similar al anterior a 2008. Finalmente hoy RCS (organizadora de la prueba) anuncia un nuevo cambio….para volver definitivamente al recorrido de 2007.

altimetria2014_big

Este era el recorrido que finalmente se disputó en 2014, que será prácticamente igual al de 2015 salvo por el detalle del final. Se elimina el final en Italo Calvino para volver a la clásica llegada a Via Roma. Se acorta el final de la prueba ( y el kilometraje total ) acercando ligeramente la cima del Poggio a meta.

La carrera recupera cierto aroma clásico al volver a la meta que siempre tuvo desde 1982, pero seguirá siendo una prueba donde los sprinters tendrán claras opciones de victoria.

Consigue el nº1 de DLC en papel por 3,95€

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *