,

Las razones de Sebastien Turgot

El francés fue una de las grandes sorpresas en la París-Roubaix, subiendo al podio del velódromo y rompiendo con una racha del pelotón galo de quince años sin pisarlo. El de Europcar cambia de equipo aludiendo falta de confianza y estancamiento. 

Algo que no deja de sorprender dentro de un equipo Continental como el capitaneado por Thomas Voeckler y que no tiene otro líder al que apoyar en las clásicas del norte. Esa sensación de que no confiaban en sus posibilidades le provocó una parada en su ambición, pese a que en Roubaix confirmó buenas sensaciones en 2013.

Pero un ciclista joven que finaliza segundo en una carrera legendaria no debe aspirar a menos. Eso da muestras de que el corredor de Limoges tiene carácter y las ideas claras. Ahora con las aspiraciones de Europcar de dar el salto al World Tour, lo fácil hubiese sido esperar a encontrar en lo fácil la oportunidad, que surgiría.

Ahora en AG2R no sólo tendrá la confianza de su equipo, sino que correrá con ganas de demostrar a su antiguo equipo el error. Por otra parte, no es este un conjunto especializado en este tipo de carreras y no contará con demasiado apoyo de calidad en ellas.

Más noticias:

Los mejores ataques de Alejandro Valverde

Armstrong humilla a Pantani en el Mont Ventoux

Pico de las Nieves, el puerto más duro de España

La vuelta de Rafa Valls

Carlos Betancur desafía al Tour

Scarponi, la gris regularidad

Carlos Sastre, la osadía con premio

Indurain y la tortura del Mortirolo

¿Qué deporte es más duro que el ciclismo?

La gran caída de Kruijswijk

El gran pecado de Euskaltel

El segundo duelo entre Olano y Escartín

Cookson otorga el número uno a Purito

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.