Marcel Kittel prueba el Giro de Italia

El velocista alemán decide apostar por dos grandes vueltas para su curso 2014, incluyendo de nuevo como plato estrella el Tour de Francia, pero con la novedad de incorporar a su programa el Giro de Italia. En él espera completar sus victorias en las tres grandes después de haberse impuesto en cuatro etapas en la pasada edición de la Grande Bouclé y una en la Vuelta de 2011, que supuso su debut en una grande. 

Talavera de la Reina vio aquel triunfo de cerca, y aunque se presumía la calidad del ciclista del entonces Skil-Shimano, sorprendió ante una nómina de velocistas de primer nivel. Cuentan que la celebración de aquella etapa fue larga y ello le acarreó problemas para seguir en el pelotón al día siguiente, una dura etapa de media montaña con meta en San Lorenzo del Escorial.

Desde entonces no llegaría a las cotas que prometía. 2012 fue un año de transición en un corredor joven, no hay que olvidarlo (26 años cumple en mayo). Sin embargo, pese a ello, logró victorias en el Tour de Omán, Eneco Tour, Circuito Franco-Belga o Estrella de Besseges, entre otros.

Ahora, tras su imperial Tour del año pasado, vuelve para ser uno de los estandartes del nuevo maillot del Giant-Shimano. Tiene un gran reto entre manos, ya que otros velocistas quieren derrotarle y recuperar el honor de ser considerados los hombres más rápidos del pelotón, título que 2013 ha otorgado a Marcel. De él depende conservarlo.

También te puede interesar:

Tom Boonen recupera el pulso

El descenso del Monte Crostis

El movimiento conservador de Movistar

El silencio de la Bola del Mundo

BMC acaba con el culebrón Samuel Sánchez

Kevin Reza y el nuevo color del ciclismo

Encuesta: ¿Repetirá Froome año triunfal?

Últimos números publicados:

DLC Pro Magazine: nº15nº14nº13nº12

Cyclo&City: nº1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.