Replanteando la Flecha Valona

Si hay una carrera que esta últimamente resultando previsible y que pide a gritos un cambio de planteamiento por parte de de sus organizadores es la Flecha Valona. No es solo que la resolución en el muro de Huy sea cada año una repetición del anterior, es que incluso han simplificado el recorrido, repitiendo el circuito final, que encima es poco exigente, con las únicas dificultades de Ereffe y Cherave, insuficientes para que alguien se mueva más allá de la subida final.

Por eso vamos a proponer un recorrido que aumente la dureza y permita que los movimientos puedan tener opciones reales de triunfar. Lo vamos a dividir en dos partes, con un primer circuito largo después de un primer paso por meta, y un segundo que sea decisivo.

En este primer circuito incluimos las subidas a Cherave, Ben-Ahin, Bohissau, Stud y Haut-Bois antes del regreso a Huy.

En el segundo circuito, más corto la cota decisiva para modificar el final de otros años es Thier de Huy, que como penúltima subida y con un nivel al menos similar que la ascensión final permitiría buscar la victoria desde lejos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *