Richie Porte, ¿ganador de gran vuelta?

Se trata de un muy buen corredor, no cabe duda, pero ¿está preparado el australiano para el asalto a una ronda de tres semanas? En 2014 correrá el Giro de Italia, un pequeño premio para sus ambiciones, que no pasan por otra carrera que el Tour de Francia, coto privado de Froome y, en menor medida, de Wiggins. Imposible, por tanto, mientras se quede en el Sky. 

Es por ello por lo que ha declarado que podría marcharse a otro equipo una vez acabe la temporada. Este año en el Tour será el gregario de lujo del británico campeón de la última edición, aunque no pierde la esperanza de tener la oportunidad si las circunstancias se dan propicias a ello.

Si se enfrenta a una ronda cruel con los contrarrelojistas como el Giro, ¿será capaz de superar las duras montañas que contiene en su recorrido? Pese a que parezca que en las grandes rampas pueda sufrir, no ha tenido malos resultados en ellas. La prueba más reciente ha tenido lugar en el Tour Down Under, donde ganó la etapa reina.

En la Bola del Mundo fue segundo, justo por detrás de Denis Menchov, que se llevaría una de las etapas reina de la Vuelta 2012. No fue mala la exhibición que dio en los Pirineos antes de desfallecer en la última de las jornadas, donde no le perdonaron la fatiga y sus rivales por el podio final de París.

En Plateau de Bonascre fue el segundo más fuerte por detrás de su compañero Froome, que ganaría la etapa con suficiencia. En caso de no haber comparecido el inglés, quién sabe qué hubiese pasado, pero el más fuerte era sin duda el australiano. ¿Tanto como para ganar una carrera de tres semanas? En mayo podremos dar veredicto.

También te puede interesar:

Samuel Sánchez, de Giro de Italia

Ion Izagirre, objetivo Vuelta

Mi querida bicicleta, Miguel Delibes

Últimos números publicados:

DLC Pro Magazine: nº15nº14nº13nº12

Cyclo&City: nº1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.