Sobrarbe, un lugar para volver

Un centro de BTT único en España, orientado al Enduro con multitud de rutas por descubrir. En el norte existe una zona, con multitud y diversidad de paisajes, frontera con Francia, donde queda mucho por descubrir. Entre montañas, valles, barrancos y ríos. Un territorio es recorrido por multitud de caminos, sendas y cañadas.

A través de estos, llego San Victorián, santo italiano que se instaló bajo la Peña Montañesa, en una pequeña cueva. Con el paso de los años, fundó el monasterio del mismo nombre, el cual sirvió como panteón a los reyes de Aragón y los restos mortales del santo eran llevados al campo de batalla como arma poderosa contra los enemigos.

Los pobladores de esta tierra, los Sobrarbenses, aunque su número es escaso, están llenos de ilusiones y con ganas de dar a conocer su territorio al mundo. Con este fin han iniciado un proyecto único en España, un centro de BTT especializado en Enduro.

P1010074q(1)Con una bici de enduro es imposible que nadie se aburra aquí, con 13 rutas señalizadas y balizadas, con distintos niveles de dificultad y varias distancias, hacen que las posibilidades de diversión y entretenimiento sean infinitas. Podremos disfrutar de paisajes y entornos diferentes, recorriendo los caminos usados por nuestros antepasados para unir los pueblos o el transporte de caballerías, recuperados por una asociación sin ánimo de lucro que se dedica a limpiarlos, señalizarlos y redescubrirlos, ya que aun quedan muchas rutas por limpiar.

IMG_1692Sobrarbe se ha forjado gracias a la lucha entre naturaleza y hombre. Una tierra dura e indómita que alberga desde los principales “tresmiles” de los Pirineos hasta las inmensas cicatrices que son los cañones de Guara. Y entre medias, innumerables valles de todo tamaño y factura por los que discurren caudalosos ríos y barrancos, sierras y macizos montañosos. Un territorio tal, tan cargado de desniveles e irregularidades y encajonado en 2. 200 km2, que sin embargo, si extendiésemos por completo ocuparía el triple de extensión.

Tierra de contrastes que los antiguos sufrieron tanto como amaron. Tierra que fueron dominando en parte, apenas doblegando para poder subsistir: pequeños pueblos y aldeas desperdigados por cualquier lugar, cientos de laderas abancaladas en “fajetas” para cultivar, prados ganados al bosque a fuerza de hierro y brazos… Y todo, todo, unido entre sí por una vastísima red de sendas y caminos, una tela de araña edificada a través de los tiempos para conseguir que las distancias y los desniveles fuesen más accesibles, para que los huertos y prados estuviesen una hora más cerca (había que recorrerlos varias veces al día), para que las mulas no perdiesen la carga o se lastimasen (lo que suponía la ruina para una casa) yendo al mercado, para que fuese más seguro viajar entre aldeas…

P1010021Si, los caminos han sido aquí, al igual que en otros lugares semejantes, un signo del empeño y la evolución del ser humano, pues eran bienes muy preciados, que debían ser cuidados porque la propia existencia dependía de ellos. Había que preparar el terreno haciendouna caja amplia y plana (para el paso de una caballería al menos, una anchura de dos a la vez era un lujo) enrollarlos (empedrarlos), acotarlos con muros y paredes de carga, limpiarlos de vegetación… Y eran auténticas obras de ingeniería, con pendientes sostenidas y regulares, con curvas bien trazadas, con recorridos muy pensados, etc., siempre buscando que una vez construidos el transitarlos llevase el menor tiempo y esfuerzo posible a personas y bestias.

Sin embargo, con la tan esperada modernidad, con las carreteras y la maquinaria pesada, los caminos cayeron en el olvido. Eran sustituidos por pistas anchas que bien tomaban unos recorridos anteriormente imposibles, bien pasaban por encima de los propios caminos, destruyendo todo resto de su existencia. Este fue el destino de los caminos que unían pueblos entre sí, mientras que los que se dirigían a bosques, prados y valles labor fueron dejándose perder con el paulatino abandono del sector primario.

brumas en el Biello SobrarbeSin embargo, gran parte de este patrimonio cultural, tan poco valorado durante muchos años, pero tan importante en el pasado está siendo recuperado, porque Sobrarbe cree que en el presente y futuro será de nuevo esencial. Un lugar en el que su mayor patrimonio es el natural, necesita caminos y senderos, tanto o más que cualquier otra infraestructura.

Es por ello que la Asociación de Amigos de los Caminos Tradicionales de Sobrarbe lleva varios años dedicada a redescubrir, limpiar, señalizar y publicitar estos antiguos caminos. En la actualidad son más de 150 los Km de senderos que han sido limpiados. Y la gran mayoría son perfectos para la bici de montaña, tanto para subirlos como para bajarlos, haciendo que la zona centro de Sobrarbe, la Zona Zero, sea un paraíso del Enduro.

Morcat el pueblo mas alto de la rutaEl Centro BTT Zona Zero Ainsa Pirineos www.bttpirineo.com está ubicado en Ainsa, centro neurálgico de la comarca de Sobrarbe, y se distingue del resto de Centros BTT de España por 2 factores principales:
El enfoque al segmento del Enduro, lo que le otorga una dificultad técnica (y también física) muy apreciable respecto al resto de Centros.
El apoyo y adhesión al mismo de gran cantidad de establecimientos turísticos.

En cuanto a lo segundo, Sobrarbe cuenta con la suerte de que la mayoría de alojamientos de la zona creen en el ciclismo, ya sea BTT o de carretera como motor turístico y sostenible para el territorio, y por ello, para tratar con más cariño al ciclista, se han ido dotando de facilidades para cubrir sus necesidades: garajes cerrados para guardar y limpiar bicis, herramientas de reparación, flexibilidad en desayunos y comidas, carga gratuita de Tracks GPS, conocimiento e información de las rutas y todo lo relacionado con el Centro BTT, etc…

Cima de Peña CanciásAdemás se trabaja para que la bici pueda estar presente en todo lugar, ya sean bares, restaurantes, comercios, museos…

Y sobre las rutas… Las 13 que componen el Centro BTT (esta primavera serán ya 15) son rutas circulares creadas POR ciclistas endureros PARA ciclistas endureros. Siguen la misma gama de colores de dificultad que todos los Centros BTT (verde, azul, rojo, negro) si bien aquí una ruta azul puede ser roja en cualquier otro Centro, y una ruta negra aquí, directamente es inconcebible de encontrar en otro Centro. Son rutas en las que no sólo es necesario el casco (obligatorio siempre, recordemos) sino que las protecciones para piernas y codos son más que recomendables. Rutas donde una bici doble suspensión de 140-160 mm es la montura idónea para sacarles todo el jugo (aunque pueden hacerse con cualquier BTT).

Avanzando sobre el cerro de ToronzueMás de un tercio de los Km de rutas son de sendero, y en varias de ellas la cantidad total roza o supera el 50%. Siempre caminos plagados de diversión, esfuerzo y reto. Esos mismos caminos que fueron creados por nuestros ancestros y que con nuestras bicis devolvemos a la vida. Y, salvo 2 de ellas, todas pueden realizarse los 365 días del año.

Pueden encontrarse tramos de 25km continuos de sendero apenas rotos por un par de enlaces de 1-2 Km de pista. Senderos sobre todo de bajada, pero también (y no pocos) de subida y llanos. En alguna ocasión toca portear 2-3 minutos la bici, pero si eres técnico y estás fuerte apenas son un par de rutas en las que toca desmontar.

Y por supuesto, estás siempre en contacto con la naturaleza, con paisajes y vistas increíbles, lugares de postal, monumentos, bosques de cuentos y pueblos (abandonados o no) de película. Y mucha, mucha variedad. La diversidad de ambientes y paisajes es máxima, tanto entre rutas como dentro de un mismo recorrido. En una misma jornada puedes pasar por un hayedo, unos barrancos de cárcavas margosas, un robledal, un collado entre prados de alta montaña, un abetal o un camino entre muros por una zona de cultivo.

Dos rutas (Nº 1 y 5) son de iniciación, más sencillas y sin dificultad técnica (aunque tienen sus variantes trialeras), de 1-2 horas de duración, y otra (Nº 8) es larga y paisajística (1500 m, 50 Km) pero con escasa dificultad técnica.

P1000785En el resto lo que prima son esos caminos y senderos, inacabables singletracks donde sentirse parte de la montaña y desatar la adrenalina. En general no son caminos y descensos fáciles, pero tampoco son extremos (salvo zonas contadas).

Cuatro de las rutas (Nº 2, 3, 11 y 12) son las llamadas “Grandes Retos”. Recorridos de entre 50 y 70 Km con entre el 30 y el 40% de sendero, y sobre 1600-2000m de desnivel positivo acumulado. Jornadas de 8-10 horas con paisajes de quitar el aliento y trialeras de perder el sentido.

También hay 6 rutas más cortas (Nº 4, 6, 7, 9, 10 y 13), de entre 20 y 40 Km. Recorridos de 2,5-5 h que rondan los 800-1000m de desnivel, con caminos de dificultad media-alta, y con ese porcentaje de sendero (35-55%) que hace especial a la Zona Zero.

Nombres como “Bajo Peñas”, “País de Lobos”, “Vuelta a Mediano”,”Viaje al Inframundo” o “Vuelta a la Peña Montañesa” ya suenan y son conocidos entre el biker endurero.

GR19 entre Badaín y LaspuñaPor si todo esto fuera poco, cada ruta tiene una o dos variantes (generalmente endureciéndola física y técnicamente), hay multitud de caminos y enlaces que pueden añadirse como extras solamente mirando el mapa del folleto de la Zona Zero, y además la zona cuenta con infinidad de rutas que no están balizadas (pero sí perfectamente trackeadas) de todo tipo, ya sea rutas de rally por puertos y collados de tierra, rutas de ciclomontañismo (con importantes tramos de porteo de la bici), rutas de enduro por los cañones de Guara, y sobre todo las “clásicas”, rutas Pirenaicas de altura que alcanzan montañas, ibones, miradores y collados a gran altitud (rozando los 3000m) para acabar bajando por senderos entre paisajes alpinos que no se borran de la memoria. Muchas de ellas tienen también los tracks GPS disponibles en la web de la Zona Zero www.bttpirineo.com y en www.gpspirineo.com.

El fin de semana del 11-13 de mayo se realizará la III Kedada endurera Zona Zero BTT en Ainsa, que este pasado año atrajo ya a 250 bikers (y más de 50 acompañantes), una fiesta anual de la BTT de 3 días de duración que sirve de punto de encuentro entre los ciclistas y de presentación de las novedades anuales que ofrece la Zona Zero. Una oportunidad perfecta de conocer todas sus posibilidades.

Bruis Gracia Ph: Jorge Ruiz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *