, ,

Sorpresas, decepciones y otros aspectos Tour de France 2019

Julian Alaphilippe: Sin duda la gran sorpresa de este Tour. Nadie podría pensar que iba a ser uno de los candidatos a pelear por la general de esta carrera. Quinto puesto para él. 14 días como líder, tremenda exhibición en la tercera etapa y sorprendentemente ganador de la crono. En varios momentos dado su puesta en jaque a todo el mundo llego a ser el menos cotizado en las apuestas. Quizá sea su única oportunidad de ganar una gran vuelta quién sabe pero esta edición significa otro paso más en su carrera tras el año pasado alzarse con el maillot a lunares de la montaña sin ser un gran escalador.

Egan Bernal: Ganador. En su primera ocasión como líder no ha defraudado, por méritos propios en un coliderato disputándoselo al ganador del año pasado y en un equipo tan jerarquizado con los roles marcados como Ineos ha sabido leer la carrera a la perfección yendo de menos a más acabando la carrera siendo el más fuerte sin ninguna duda, a sus 22 años es el corredor más joven en ganar en una extensa época de más de 100 años, dato a tener en cuenta porque sus cualidades unidas a su tremenda actitud pueden hacerle batir grandes records más.

Thibaut Pinot: Pese a no acabar la prueba se merece estar aquí. Gran actuación hasta que una lesión muscular le apartó. Prueba de ello es que cuando se tuvo que retirar iba en la clasificación a 1:50 del líder Alaphilippe de los cuales 1:40 eran por quedarse en los abanicos de la etapa 10 con final en Albi. Una actitud ultraofensiva y ganador en Tourmalet la mala suerte ha cortado su actuación por desgracia otra vez, esperemos que vuelva si cabe con más fuerza.

Simon Yates: Entró en el ocho de su equipo a última hora inesperadamente tras su discreta actuación en el Giro de Italia, aquí si ha rendido a la altura del gran corredor que es, ganador de 2 etapas con montaña ha tomado la responsabilidad que su hermano Adam por lo que sea no ha sido capaz. En un rol que hace tiempo habría sido más propio de él como cazador de etapas y rematador por su buena punta de velocidad.

Team Jumbo-Visma: Destacables en varios aspectos, inspirados desde el primer día con el triunfo inesperado de Mike Teunissen, la holgada victoria en la crono por equipos, la buena actuación de una de las sensaciones de la temporada Wout Van Aert con una victoria al sprint, otra victoria al sprint de Dylan Groenewegen probablemente la actuación global de este corredor un peldaño por debajo de la que se esperaba pero sin llegar a decepcionar. Y finalmente el tercer puesto en el podium de Steven Kruijswijk conseguido a base de regularidad… Por segundo año destacamos a este equipo al que se le ve un gran trabajo detrás.

DECEPCIONES

Nairo Quintana: Decepciona una vez más. Un top10 y una victoria de etapa no son suficientes para un corredor con su calidad, teniendo como objetivo el ganar esta prueba más considerando que había planificado su temporada centrado en hacer aquí una gran actuación puesto que en anteriores ocasiones consideraba que había llegado “pasado de forma”. Se dá por hecho que saldrá de Movistar y muchos de los rumores lo sitúan en Arkea que con todos los respetos sería un equipo menor en el que difícilmente será capaz de alcanzar grandes objetivos… En la próxima Vuelta a España tendrá la oportunidad de demostrar su valía para ser un corredor en tener a consideración para el futuro.

Romain Bardet: Otro corredor a priori con el perfil de Nairo respecto a su planificación de temporada yendo de menos a más estando aquí en una plenitud también ha decepcionado. Desaparecido en muchos momentos de la carrera su maillot a lunares como ganador de la clasificación de la montaña no puede ser suficiente para un corredor de su talla. Al ser su primera actuación no al nivel que se espera debemos no ser muy duros con él.

Adam Yates: Desdibujado en todo momento su principal excusa puede haber sido haber llegado pasado de forma puesto a que fue uno de los mejores corredores de todo el pelotón durante las pruebas anteriores al Tour y venir aquí con un equipazo a sus espaldas como líder. No creemos que le haya podido la presión porque salta a la vista que no tenia piernas, que no iba para nada. A sus 26 años seguro que tendrá varias oportunidades más en grandes vueltas.

Un caso curioso es el del equipo Movistar, con tres corredores en el top10 y ganadores en la clasificación por equipos es realmente difícil valorar su actuación, Nairo viniendo de líder y con una actuación decepcionante le dá para una etapa y quedar entre los 10 primeros, Mikel Landa podríamos considerar que de sobra ha estado a la altura teniendo un gran peso en carrera, lastrado en tiempo por una caída en la etapa de los abanicos posteriormente lejos de agachar la cabeza siguió probando fortuna sin hacer grandes diferencias en la montaña y al final el venir con el Giro de Italia en sus piernas le acabó pesando, hecho totalmente comprensible… Finalmente Valverde a sus 39 años también acabó entrando en el top10 mostrando que es un corredor único, pero su rol deja muchas dudas porque un corredor de época con su calidad no se puede limitar a ser un gregario de lujo.

La falta de objetivos claros puede ser un problema en el equipo (quién mucho abarca poco aprieta, vísperas de mucho días de nada) van unidas a un futuro incierto en el equipo, la casi segura de Nairo Quintana y la duda de la continuidad de Mikel Landa, respecto a los que están se han hecho varias renovaciones en especial la de Marc Soler que en el futuro tendrá grandes responsabilidades y la previsible llegada de Enric Más que de la cual solo son de momento fuertes rumores.

Otros aspectos en este global del Tour pueden ser el cambio de papel del único Peter Sagan mucho más discreto en sus actuaciones y que en la mayoría de ocasiones se ha quedado lejos en realidad de alcanzar la victoria en los sprints, pese a todo una buena actuación logrando una victoria de etapa y su séptimo maillot verde de la clasificación por puntos.

Su compañero de equipo el Alemán Emanuel Buchmann logró un meritorio cuarto puesto final teniendo una quizás pobre pelea con Steven Kruijswijk por ella, tónica triste en general la poca pelea que estamos acostumbrados en este ciclismo moderno tan monopolizado por el potenciómetro y el control de los vatios.

Se puede destacar la labor del otro equipo Lotto el Soudal por la épica victoria de etapa del viejo rockero Thomas De Gendt, la presencia en carrera con Tim Wellens y Tiesj Benoot y sobre todo las tres victorias al sprint de Caleb Ewan siendo el dominador en las volatas, sigue siendo difícil entender ver sprintar así a alguien tan pequeño con un mote de “rocket pocket” que vendría a ser como cohete de bolsillo que la verdad que hace gala a su condición.

Como último es destacable la labor de el ganador de la anterior edición Geraint Thomas esta vez solo superado por su compañero Egan Bernal, tal vez sin la chispa que demostró anteriormente pero siendo el segundo en París cosa de la que muchos no pueden presumir.

PATXI IBAÑEZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *