,

8 de noviembre de 2011, Contador de héroe a villano

El ciclista de Saxo Bank comenzó ese día una pesadilla que tuvo su fin nueve meses más tarde, cuando pudo volver a la competición. Mediante, el anuncio, la sanción, el recurso al TAS e, incluso, alguna competición en 2012. Resultados anulados, dicho sea de paso.

Contador era el abanderado del nuevo ciclismo, ese que se decía limpio y creíble. Él mismo había aplaudido los controles, su eficacia y la lucha antidopaje. Incluso un aliado de la UCI se podría decir.

Ese día el discurso cambió. Los controles ya eran un error, la falta de seriedad en el mayor organismo una evidencia. El único apoyo que encontró fue el de gran parte de la afición española, dándoles la espalda de forma sistemática, ignorando competir y agradecer la fidelidad ante ellos.

Un ciclista inmaculado y con unanimidad en torno a la admiración hacia su persona. Un día en el que comenzó a cambiar su historia, su moral y su hambre. Sí, ganaría la Vuelta tras su regreso a las carreteras, pero sin el brillo de antaño.

Ahora, de polémica en polémica con Tinkov por su discutible rendimiento, puede que tenga que soportarle durante más de un año, cuando tal vez haga las maletas hacia el proyecto de Fernando Alonso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.