, ,

ADIÓS A SKY, ¿BUENA NOTICIA PARA EL CICLISMO?

Es la noticia de la semana, lo es del mes y seguramente, uno de los pelotazos de un 2018 que ya llega a su ocaso. Sky dejará de patrocinar al equipo de Sir David Brailsford a finales de 2019.

Tras casi una década en la máxima categoría del ciclismo y tras ser el equipo más potente tanto deportiva como económicamente en las últimas temporadas, la escuadra británica se enfrenta ante un futuro incierto ya que su principal patrocinador, el canal de televisión Sky, perteneciente al grupo 21st Century Fox, no seguirá aportando el nombre y los fondos al actual de equipo de Chris Froome y compañía.

Un futuro incierto que abre varios interrogantes a un equipo que desde su fundación en 2008, ha visto como sus ciclistas se han posicionado como los mejores del mundo en las principales carreras.

Un equipo creado en torno a un núcleo de ciclistas británicos que dio el salto a la categoría Pro Tour en 2010 y ya en su tercer año en la élite vio cómo Bradley Wiggins se hacía con el Tour de Francia en 2012. Desde ese Tour ganado hace ahora seis años, han seguido los cuatro de Froome, 2013, 2015, 2016 y 2017, el de Geraint Thomas el pasado mes de julio, además de la Vuelta y Giro del propio Froome en 2017 y 2018 respectivamente; sin mencionar las numerosas carreras de una semana, clásicas, clasificaciones, premios…y sospechas de dopaje. Nunca probadas, todo hay que decirlo, pero es de ilusos hablar y referirse a Sky sin que la tediosa sombra del dopaje aparezca en el discurso.

Ante este panorama que ha agitado al mundo ciclista en los dos últimos días, se abre una serie de interrogantes. ¿Habrá alguna empresa dispuesta a coger el relevo? Sin duda es una inversión estratosférica pero no hay duda tampoco que la rentabilidad está prácticamente asegurada a poco que los resultados se sigan manteniendo.

En  los últimos años debido a la ya archiconocida globalización hemos visto como países como Qatar o los Emiratos Árabes llegan al World Tour con potentes proyectos. Incluso la UCI le dio bola a un Mundial en 2016 en Doha que destacó por insípido recorrido, alta temperatura (pasando en muchos casos los cuarenta grados con los riesgos que eso conlleva) y falta de pasión y seguimiento de los aficionados en las cunetas. Suena que desde tierras chinas se quiere crear un gran equipo… quizás este sea el momento.

Pero si Brailsford y compañía no encontrasen relevo en el patrocinio (algo que dudo), podría ser una oportunidad para el ciclismo y para el resto de equipos. No sólo por los ciclistas que se quedarían libres, sino porque desaparecería un equipo muy superior a la gran mayoría de escuadras del Wold Tour que en algunas carreras debido a su enorme superioridad, desvirtúan la competición o al menos, la restan de la emoción de antaño.

Y es que no sólo hablamos de un equipo que cuenta con gente como Froome, Geraint Thomas o el prometedor Egan Bernal. Ni que decir tiene que a ninguno de ellos les faltarán novias para liderar proyectos. Pero es que prácticamente ningún otro conjunto ciclista cuenta con unos corredores que saben que su rol es trabajar para otros, si acaso con cierta libertad en clásicas o en carreras menores, que podrían ser líderes sin discusión en otras circunstancias y equipos. Kwiatkowski, Poels, Moscon o el joven Thao  Geoghegan son sólo algunas de los ciclistas que estarían disponibles para 2020…

Sin lugar a dudas, nombres muy apetecibles que de quedar libres si el equipo desaparece, en mi opinión igualaría el nivel de otras escuadras  y por lo tanto aumentaría la emoción que se ha perdido en los últimos años debido sobre todo al nivel mostrado en la carretera por el equipo británico.

SERGIO ANDRÉS

@entrebiciybalon

One Response
  1. Ha habido más que sospechas de dopaje en Sky. Ha habido un caso de resultado positivo en un análisis. Durante la Vuelta a España de 2017, su ganador Chris Froome, dio positivo en una etapa. Positivo posteriormente confirmado en el contraanálisis. Otra cosa es que la UCI, vayan ustedes a saber con qué criterio, finalmente no sancionara al corredor británico. Pero positivo , haberlo hubo. Además, el hecho de que finalmente no fuera sancionado, a mi entender, en lugar de restar gravedad al caso, no hace sino acrecentársela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *