,

Team Lotto-NL Jumbo, en constante evolución

Con la temporada acabada en este tiempo de parón competitivo toca hacer balance. Hoy nos detendremos en el equipo Lotto NL Jumbo merecedor de análisis por su buena labor realizada que se ha visto plasmada en las carreteras sobre todo como mayor mérito el haber puesto aunque sea mínimamente en apuros al todopoderoso Sky en el Tour de Francia.

La estructura es probablemente una de las más antiguas del pelotón formando parte desde 1984 con nombres como Kwantum, Superconfex, Buckler, WordPerfect o Novell. En 1996 aparece Rabobank lo que supone un salto de calidad en el equipo y una estabilidad que dura 16 años, tras una incertidumbre y rumores de desaparición el equipo pasa a denominarse Blanco por media temporada y luego Belkin hasta 2014, en 2015 el equipo se denomina Team Lotto NL Jumbo debido a su acuerdo con la lotería del país neerlandés, a partir de la próxima temporada desaparece este patrocinio principal con lo que solo queda el nombre de Team Jumbo.
Por la estructura han pasado grandes corredores como Joop Zoetemelk, Ludo Peeters, Steven Rooks, Michael Boogerd, Oscar Freire o Denis Menchov entre muchos otros.

Centrándonos en lo sucedido este año el equipo ha acabado décimo sobre dieciocho en la clasificación UCI World Tour con Primoz Roglic como undécimo en la clasificación por corredores siendo su corredor más destacado. Han logrado un total de 33 victorias parciales a lo largo de la temporada. En líneas generales son unos buenos números pero más allá de todo esto debe destacar el buen trabajo realizado que se ha reflejado en una interesante progresión.

En lo individual sin duda alguna sobresale el Esloveno Primoz Roglic, si bien es cierto que en la temporada 2017 dio muestras de su calidad esta temporada ha ido varios pasos por delante mostrándose como un corredor sólido. Su pico de forma óptima estuvo entre la Itzulia y el Tour de Francia no empezando la temporada enchufado desde el principio… Logró victorias en la clasificación general de Itzulia en la que fue claro dominador llevándose además la crono disputada en Lodosa y en Romandia brindando una intensa disputa con Egan Bernal que logró arrebatarle el triunfo en una dura cronoescalada.

En el Tour de Francia gran objetivo del año tanto él y como el equipo destacando la labor de su compañero Steven Kruijswijk estuvieron a la altura, no llegando a poner en peligro la carrera pusieron en algún que otro aprieto al Team Sky en algunos momentos del desarrollo de esta con actitud valiente y llegando más lejos que equipos con objetivos más ambiciosos. Del Tour quizás quedó para Roglic un sabor agridulce por el cuarto puesto que significa las puertas del no subirse al pódium en París. Con una exhibición de fuerza el último día de montaña levantando los brazos en Laruns y cuando tenía todo a favor una crono discreta por la falta de fuerza gastada el día anterior o el desgaste mental de no haberse visto en una situación parecida en una gran vuelta. En el tramo final de la temporada no consiguió unos buenos resultados lastrado en gran parte por la mala suerte de las caídas en San Sebastián y el mundial de ruta prueba en la que sorprendentemente renunció a participar en la modalidad contrarreloj siendo un claro aspira te a las medallas. Cerró sus participaciones en Il Lombardía con un ataque lejano a casi 50km de meta no pudiéndolo materializar porque se le hizo muy larga la carrera pero brindó un gran espectáculo muchas veces echado en falta en épocas de ciclismo control. Todo esto de un corredor que no olvidemos que dio el salto al ciclismo en 2013 y que hasta poco antes se dedicaba a los saltos de esquí, anécdota personal que le añade un enorme mérito…

Otro de los corredores a mencionar es el anteriormente citado Steven Kruijswijk, destacando por su regularidad reflejada en un quinto puesto en el Tour de Francia, un cuarto puesto en la Vuelta a España entre otras pero sin victorias a lo largo del año.

También puede considerarse como un ejemplo de regularidad el Neozelandés George Bennett, realizando una temporada bastante completa con buenas actuaciones en Tirreno, Volta a Catalunya, Giro de Italia logrando un octavo puesto final, Polonia y finalmente un décimo puesto en Lombardía, sin victorias parciales o finales y con el decepcionante papel en la Vuelta a España la cual empezó con cierto protagonismo en el final de etapa situado en Caminito del Rey pero muy poco más aportó.

En el capítulo de los sprinters el corredor que más victorias ha conseguido para el equipo con un total de 14 es Dylan Groenewegen, uno de los sprinters con más futuro de todo el pelotón, con un estilo poco técnico y mucha corpulencia puede recordarnos a otros sprinters como Greipel, Degenkolb o Kristoff, comparte generación con Fernando Gaviria con el que está llamado a protagonizar varios duelos en el futuro. En el Tour de Francia empezó algo dubitativo pero consiguió dos victorias de etapa consecutivas con la que demostró que llegaba en buena forma a la prueba en la que se tuvo que ir para casa en la etapa 12. Otras victorias destacadas son una etapa en Paris-Niza y en la clásica KBK.

El otro sprinter con más nombre del equipo Danny Van Poppel no ha realizado una mala temporada pero se queda sin aumentar su palmarés debido a su falta de chispa en los metros finales para rematar victorias prueba de ello es la gran cantidad de puestos de honor conseguidos y con tres victorias en pruebas sin apenas prestigio.

Lotto Jumbo es uno de los equipos que apuesta por los jóvenes talentos y la realización de proyecto desde la base. Van surgiendo nuevos talentos como puede ser el caso de Antwan Tolhoek y Sepp Kuss. El primero con más bagaje ha participado en vueltas de una semana como Tour de California y Dauphine con unos buenos resultados, debutó en el Tour de Francia realizando una labor de trabajo incansable muy provechosa para el equipo y la buena forma en la que acabó le dio para hacer un décimo puesto en la Clásica San Sebastián.

El segundo nombre de Sepp Kuss fue más una irrupción inesperada y con cierto toque mediático debido al Tour de Utah en la que ganó tres etapas y la general final, prueba menor de la que se creó un cierto revuelo. Debutó en la Vuelta España siendo su primera gran vuelta en este su primer año en un equipo Pro Tour, no ha conseguido en todo el año otros resultados destacables pero tiene potencial por lo que habrá que seguir a este corredor…

Para cerrar el balance de esta temporada hay que decir que el equipo pasó con más pena que gloria por la mayoría de las grandes clásicas en las que no ha logrado ningún resultado destacable en cualquiera de ellas. Enrico Battaglin fielmente acudiendo a su cita con el triunfo en el Giro de Italia aportó una etapa pero poco más a reseñar de este corredor.

Siendo un proyecto sólido y con futuro apuestan por la continuidad de los iconos del equipo y por la incorporación de jóvenes de procedencia Neerlandesa. Con la ausencia en el patrocinio de Lotto quedándose Jumbo como patrocinador principal exclusivo el presupuesto del equipo se barajan unas cifras de presupuesto en torno a los 15 millones de euros estando más o menos en la media de los equipos Pro Tour. Las altas destacables son Mike Teunissen, Laurens de Plus, Taco Van der Hoorn y Tony Martín que siendo un corredor veterano y ya en el ocaso de su carrera desentona un poco con el resto de fichajes pero puede aportar cosas provechosas como resultados en varios terrenos como pueden ser las clásicas de adoquines, cronos individuales y por equipos y trabajo bien orientado con su veteranía…
Las bajas reseñables solo constan de dos nombres como Enrico Battaglin y Lars Boom.

Por tanto estamos ante un equipo con un extenso pasado, un buen presente y mimbres para un gran futuro. La carretera plasmará en el próximo 2019 el trabajo realizado, ¿o no? Nunca se sabe…

PATXI IBÁÑEZ GOÑI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *