,

ALTERNATIVAS CLÁSICA DONOSTIA-SAN SEBASTIÁN

La Clásica Donostia-San Sebastián o Klasikoa, ha incluido en sus últimas ediciones, una ascensión final a la zona de Igeldo, denominada Murgil.

Responde a la típica subida entre caseríos, que tan acostumbrado estamos a ver en alguna etapa de la vuelta a País Vasco o Itzulia. Con esto la carrera queda rota, pero no han sido pocos los imprevistos o desgracias que han tenido lugar en tan solo tres ediciones que se lleva ascendiendo. Una moto tiró a Van Avermaet mientras lideraba la prueba y un año antes uno de los Yates se iba al suelo en la curva del restaurante Rekondo.

Sumad a ello, que al repecho de Murgil se llega por una zona en la que suele haber problemas de emisión y eso es muy grave cuando la carrera se encuentra en los últimos diez kilómetros de meta.

Por otro lado, se realizan dos pasos por la línea de meta, tras el primero un comisario de carrera pone un crono en marcha y todo aquel que pase con más de diez minutos de retraso, queda cortado.

Esta medida se toma, ya que tanto por la calle Zubieta, el paseo de la Concha y la avenida de Zumalakarregi, la carrera circula primero en un sentido y a la bajada de Igeldo en el otro utilizando los mismos carriles. Por lo que si no se cortara la carrera, sería imposible llevarla a cabo.

Esto presenta otro problema, si uno o varios  ciclistas, sufren una caída, avería o pinchazo, retrasándose en el tramo comprendido entre las tres calles citadas y dentro de esos diez minutos autorizados por el comisario de carrera, podría darse la circunstancia de que dos partes de la carrera, se encontraran de frente.

A esto debemos sumar, que Jaizkibel hace tiempo que dejó de ser juez jurado y verdugo de la carrera.

Por todo esto, presentamos una serie de aportaciones o alternativas al recorrido actual, que podrían ofrecer un final diferente, sin bucles peligrosos para los ciclistas.

  • En esta primera alternativa, viniendo de Hondarribia por la N-638, tomar a la derecha el camino de Jaizubia Auzoa y realizar una incursión por la zona del Golf. Siempre por el lado derecho de la N-638 sentido Donostia. Una vez pasado el Golf, se puede subir a Gaintzurizketa por carreteras alternativas que pasan por la zona de desguaces Vidaurreta, saliendo a la rotonda que corona Gaintzurizketa. Una vez coronado Gaintzurizketa, se puede tomar la salida de la rotonda, por el camino que lleva al colegio Erain. De ahí se enlaza con el Alto de Arkale, al igual que en el actual recorrido, pero con un itinerario  que puede ofrecer más juego.

  • Una vez bajar de Arkale a Oiartzun, en lugar de seguir sentido Rentería-Orereta, hacia la GI-636, se puede tomar la GI-2132 sentido Perurena-Astigarraga. Un kilómetro después de dejar atrás el polígono de Zuaznabar de Oiartzun, se puede tomar un camino ascendente a la derecha que se llama “Kale Añabitarte” y que tiene la cima en la ikastola Orereta, se pasa por encima de la AP-8 y se llega al alto de Perurena por la GI-3671, accediendo de nuevo a la GI-2132. Hasta llegar al centro de Astigarraga. Subiendo bien por la cuesta del cementerio (Txoritokietako bidea) o por el camino de Petrietegi, se asciende a Lau-Haizeta, de donde con una bajada ancha por el vial de Ubegi y de ahí por la GI-41 acceder a Donostia por el Urumea y meta.

  • Otra alternativa podría tener lugar con el recorrido igual al vigente eliminando el segundo paso por meta y ascendiendo al monte Ulia, girando a la derecha según sentido de carrera de avenida Alcalde José Elósegi al paseo de Mendiola desde el restaurante Arzak. Realizando un descenso por el paseo del Monte Ulia y empalmando otra vez con la avenida de Alcamde José Elósegi a la altura de donde tuvo lugar la caída de Gorka Izagirre, Mikel Landa y Egan Bernal en 2018. Para así seguir el itinerario a meta por Ategorrieta, avenida de Navarra, paseo de la Zurriola, Reina Regente y Boulevard.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *