ANÁLISIS PCM: ROGLIC RESISTE CON ENTEREZA ANTE BERNAL

La 72ª edición del Tour de Romandía daba comienzo en los alrededores de la  ciudad de Friburgo con un prólogo sobre circuito urbano de tan solo cuatro kilómetros de longitud. El primer liderato de la prueba suiza fue a parar al australiano de Sunweb Michael Matthews, que fue el vencedor de este primer parcial parando el tiempo en poco más de cinco minutos y medio. Otro buen especialista en estas lides, el corredor local Tom Bohli, fue segundo, mientras que la tercera plaza la ocupó uno de los favoritos al triunfo final, el esloveno Primo Roglic. Debido al corto kilometraje no se produjeron diferencias significativas entre los ciclistas con opciones a la victoria en la clasificación general.

Entre Friburgo y Delemont se disputaba la primera etapa en línea de la edición 2018 del Tour de Romandía. El perfil del recorrido daba opciones a ciclistas de diversas características, con la ascensión al Le Sommet de segunda categoría a menos de veinte kilómetros para la línea de llegada y un final quebrado con alguna subida no puntuable. Alexis Gougeard(Ag2r) y Marco Minnaard(Wanty) fueron los últimos en resistir de una fuga de cinco unidades, pero igualmente el dúo fue neutralizado y todo estaba preparado para la resolución al sprint masivo. Y en esa volata final fue donde saltó la sorpresa del día. El vizcaíno Omar Fraile se anticipaba a algunos especialistas de la velocidad y al resto de favoritos y se hacía con su segundo triunfo de la temporada después de su victoria en una etapa en la Vuelta al País Vasco. Debido a un corte el australiano Matthews perdía la prenda de líder de la carrera, siendo el beneficiado Roglic, que a la postre no la iba a soltar hasta el último día.

Esta vez sin cambio alguno en la clasificación general, en la tercera jornada pudimos asistir a la épica y característica cabalgada del incombustible belga Thomas De Gendt. Después de formar parte de la escapada del día, formada por otros cuatro ciclistas además del corredor de Lotto, recorrió los últimos treinta kilómetros en solitario, llegando a la línea de llegada de Yverdon-Les-Bains con más de dos minutos de adelanto sobre el pelotón principal comandado por el italiano de Bahrein-Merida, Sonny Colbrelli, que no tuvo demasiada fortuna en el desarrollo de esta carrera.

Con salida en la localidad de Ollon y la llegada situada nueve kilómetros más arriba en Villars, se disputaba una de las fases clave de este Tour de Romandía. La cronoescalada iba a servir para perfilar quienes iban a ser los llamados a luchar por la victoria definitiva. Tres fueron los ciclistas que destacaron por encima de los demás, y que sin nada raro ocurría, se jugarían entre ellos las tres plazas de podio. El primer clasificado del día ya no es una sorpresa ni siquiera una revelación. El colombiano Egan Bernal(Sky) se hizo con la etapa marcando un crono ligeramente superior a los 25 minutos. Con tan solo cuatro segundos de desventaja, Primo Roglic se asentaba en el liderato a pesar de no resultar vencedor de la crono mientras que la tercera posición fue para el australiano Richie Porte, que parece haber recuperado mejores sensaciones en la carrera helvética.

La etapa considerada reina de la carrera tenía su salida y llegada en idéntico emplazamiento, la ciudad de Sion. La ascensión a Les Collons (1ªCategoria) a algo más de veinticinco kilómetros para la línea de meta, y el terreno previo con otros dos puertos de primero y otro par más de segunda, conformaban un interesante recorrido. Roglic se encontraba ante la cita clave para defender su liderato, teniendo al joven escalador Bernal a tan solo seis segundos en la general. El conjunto Sky hizo su trabajo para endurecer la carrera en las rampas del ultimo puerto del día, donde como no podía ser de otra manera, Bernal lo intentó. Sin embargo, el antiguo esquiador esloveno en un magnifico ejercicio de resistencia llegó a la cima además de con el colombiano con Porte, Rui Costa y el danés Jakob Fuglsang. En el descenso este último obtuvo unos metros de ventaja, los cuales fueron insalvables para sus acompañantes, sensacional triunfo del ciclista de Astana. El líder Primo Roglic llegó en segunda posición afianzando una vez más si cabe su liderato.

La llegada a Ginebra resultó un mero trámite como así se podía intuir visto el perfil de la etapa. El Sprint masivo fue solventado con aparente facilidad por el joven germano de Bora Pascal Ackermann con Michael Morkov de Quick Step en segunda posición. La clasificación general no tuvo ningún cambio, y el esloveno Roglic consigue su segunda vuelta por etapas de la temporada después de su brillante triunfo en la general del País Vasco. Segundo fue Egan Bernal y tercero Richie Porte.

ALBERTO DIAZ CABALLERO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *