Andy Schleck y el amarillo manchado

Podría ser el título de una película de ficción, pero es la realidad. Andy Schleck recogió de manos de la organización del Tour de Francia el maillot amarillo que le corresponde por la descalificación de Alberto Contador, ganador del Tour 2010.

En un acto medianamente privado, que choca de forma frontal con la imagen abarrotada de los Campos Elíseos, Andy por fin cuenta con su primera grande. ¿Realmente es bueno para el ciclismo que esto sea así? ¿No sería más apropiado dejar desierto el casillero del vencedor? La misma gloria le deja al ciclista y a la carrera: nada.

Sin embargo, hay algo de esperanza en este maillot amarillo. Ya vistió el real durante algunas jornadas de aquel Tour, pero hasta ahora en ninguna edición se ha visto como el ciclista que marca las diferencias, como el más fuerte. Bien es cierto que en 2011 tuvo una actuación muy destacada en una jornada, pero ¿vale esa jornada por toda una carrera ciclista?

Este 2012 ya han comenzado los problemas con su director, Johan Bruyneel. Está ante un gran reto, que los dos hermanos se pongan las pilas y hagan borrón y cuenta nueva. Su primer encontronazo grave sucedió al abandonar Frank el pasado Giro. El belga declaró que no entendía su abandono, dejando en evidencia la fisura.

No conforme con eso acaba de declarar que el único fijo para el Tour es Fabian Cancellara. Una búsqueda de motivación tramposa, ya que en ningún caso va a dejar fuera de la mejor carrera a los hermanos y ellos lo saben. Sólo un escarmiento de tal calado podría hacerles tomarse en serio el resto de competiciones, donde el equipo también compite y pelea por los puntos que le garanticen año a año su estancia en las grandes competiciones.

Un amarillo discreto, de puntillas, sin ruido y sin la aclamación que un ganador de Tour merece. ¿Tiene el luxemburgués lo que se merece? Que cada uno haga su juicio. Sin embargo, es triste que un vencedor de Tour pase de puntillas para los aficionados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.