,

Ángel Madrazo: "Sueño con ganar una Vuelta"

Nacido en Julio de 1988, el corredor de Movistar está siendo una de las revelaciones de esta temporada. Su combatividad y su forma de correr, sin complejos ante grandes figuras del ciclismo actual, han llamado la atención del aficionado.

¿Cómo empezaste en el ciclismo? ¿Con qué corredor y cuando te enganchaste?

Ángel Madrazo: Empecé en el ciclismo porque mi padre ya que era cicloturista y yo por aquel entonces no practicaba ningún deporte. Entonces mi padre me metió en el equipo Club Ciclista Besaya y poco a poco me fue gustando el ciclismo. Al principio era sólo un juego de niños: iba a las carreras con mis amigos y después a tomar unos helados. Pero después me fui volviendo más competitivo y ya no iba solo a comer el helado de después. Iba con ansias de obtener la victoria. Creo que me enganché cuando gané por primera vez en cadetes, cuando tenía 15 años, en el Gran Premio Primavera en la S20. A partir de aquel momento supe lo que era saborear la victoria y la sensación que se tiene después del sufrimiento y llegar a meta el primero. Ahí fue cuando me enganché. Mis corredores favoritos eran tres: Jan Ullrich, Alexander Vinolourov y Paolo Bettini.

Supongo que sería importante contar con el apoyo de tu gente…

AM: Siempre me han apoyado mis padres y mi hermana. Han estado a mi lado en cada carrera y en cada caída. Mi madre siempre ha estado ahí preparándome las comidas tan importantes antes de cada competición y preocupándose cada día que salía y salgo a entrenar. Y desde amateur hay seis personas muy importantes en mi que son mis padres (Cipri y Ana), mi hermana (Sara), mi novia (Maria), Enrique Aja y Fernando Ateca. Supongo que cada uno me aporta un poco y todos ellos son el pilar que me ayuda en los buenos y malos momentos que pasa un ciclista a lo largo de su vida deportiva.

En aficionados ganaste muchas carreras, ¿cómo se dio el salto al profesionalismo?

AM: Fue una categoría que se me dio bien. Pero no sólo era por mí, sino por todo el equipo Saunier Duval. Mis compañeros y yo formábamos un gran equipo y sabíamos cómo dominar la carrera para que alguno obtuviera el triunfo. A ellos les debo muchos de mis triunfos y, por supuesto, a nuestro entrenador, Enrique Aja, que nos enseñaba todo lo que aprendió en profesionales para utilizarlo en cada carrera. En cuanto al salto a profesionales, gracias a los resultados que obtuve en amateur, Fernando Ateca contactó con Unzué y le propuso mi fichaje. A partir de ahí hubo varios contactos hasta que se formalizó el contrato.

¿Cómo fueron tus primeros meses? ¿Es tan diferente el campo amateur del profesional como dicen?
AM: Son momentos donde conoces a ciclistas que unos meses antes veías por
la tele y después al lado tuyo. Claro que es muy diferente. Siempre hay equipos que controlan la carrera. En amateur es más a lo loco. Del ritmo ya ni hablemos.

Matxin te dio la oportunidad de pasar, pero aquel proyecto fue un poco caótico con los casos de Piepoli y Riccó, ¿por qué el cambio a Caisse?
AM: Me llevaron a Vuelta Burgos y tres clásicas en Italia. Él todavía no sabia si iba a sacar equipo o no y mi manager, Fernando Ateca, me consiguió meter en el Caisse d’Epargne.

¿Cómo definirías el año 2009? ¿Qué carreras disfrutaste y en cuáles sufriste?

AM: Un año de aprendizaje. La carrera que más me gustó fue la Tirreno-Adriático, en la cual en uno de sus días fue donde peor lo pase. Fue en la etapa reina, donde sacamos casi 5000 metros de desnivel y estuve escapado durante toda la etapa. Pero en el momento que me cogieron, a falta de 30 km a meta, lo pasé muy mal para llegar.

¿Qué fue lo primero que te dijo Eusebio?

AM: Pues a mi me sorprendió, pero me dijo que quería contar conmigo y no lo
dudé ni un momento.

En Movistar sois un equipo joven, nuevo, con veteranos dentro… ¿cómo es el ambiente?

AM: El ambiente es muy bueno. Tanto corredores como el resto de equipo nos
llevamos muy bien.
¿Con quien o quiénes te llevas mejor?

AM: Iván Gutiérrez es como mi hermano mayor. Está todo el día encima de mi y yo se lo agradezco mucho por ver mi fallos (que no son pocos). También con Andrey Amador me llevo muy bien. Será que nos hemos cansado ya de atacarnos como en amateur.

AM: Se podría hacer mejor, ya que en categorías como amateur tan solo quedan dos equipos. Cuando yo pasé a profesionales éramos hasta cinco equipos.

Ya que estamos a punto de comenzarla, ¿qué te parece la Vuelta? Este año vuelve a terminar en Peña Cabarga y hay dos etapas en tu tierra.
AM: En mi opinión va a ser una carrera muy bonita y, sobre todo, en las etapas que transcurren por el norte.

Si te dijeran que ganas una etapa y que te dejan elegir cuál, ¿dónde la querrías ganar?
AM: Querría ganar la de Peña Cabarga, por supuesto.

¿Por qué te llaman el Gorrión?

AM: A mi padre le llamaba en el grupo de ciclistas el ‘Águila de Cazoña’. Se lo conté a mis amigos y me empezaron a llamar el ‘Gorrión de Cazoña’ y así me quedé.

¿Por qué zona sueles entrenar?

AM: Por donde más suelo entrenar es por la zona de Selaya o Solares. En la Vuelta a España pasaremos.

Para terminar: ¿cómo es un día en tu vida?

AM: Me suelo levantar a las ocho. Saco a mis perros a pasear, desayuno, juego un rato a la play o al PC y después me voy a entrenar. Como, siesta e ir a hacer algo con mi novia o amigos. Después, cenar. Así suelen ser mis días.

Realizada en julio de 2011

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *