Bouhanni encuentra su hueco

Nacer Bouhanni pasa por ser uno de los velocistas más prometedores del panorama mundial. Campeón de Francia, el corredor de FDJ se ha aupado como primer líder de la París-Niza, primera prueba World Tour en Europa tras el arranque de la competición en Australia. 

Tras un inicio de campaña absolutamente bueno, con su victoria en la primera etapa de la Estrella de Besseges, el galo ha cumplido uno de sus mejores deseos, que no es otro que ganar en el World Tour, pese a que no se encuentren en liza Greipel, Kittel o Cavendish, los tres fenómenos mediáticos actuales de las rectas de meta.

En cambio, ha podido batir a Degenkolb y a Meersman, dos hombres que pertenecen a esa segunda línea de velocistas. Es buen síntoma, ya que no todos los sprinters son capaces de ganar cuando esa primera fila de talentos da un paso atrás o no participa. Es un mérito saber aprovechar las oportunidades, así como comer la moral para futuros enfrentamientos.

Está siendo su año, al menos de momento, no bajando de la quinta plaza en lo que va de temporada. Ha sido segundo en la segunda etapa de Besseges y en la última etapa del Tour de Qatar, donde finalizó en la posición 100 de la general final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *