,

Bouhanni y la victoria del millón de euros

La retirada de Marcel Kittel (Giant-Shimano) abrió una puerta que parecía cerrada para el resto de los sprinters del Giro: la de la victoria. Toda vez que el alemán está fuera de circulación, el abanico de opciones entre los velocistas se ha abierto de tal manera que Nacer Bouhanni (FDJ.fr) ha aprovechado la oportunidad para marcarse un doblete… hasta el momento.

El francés, que se rumorea pide 1 millón de euros anuales para o bien renovar con FDJ.fr o fichar por otra escuadra, está haciendo, sobre la carretera, méritos para que su caché deportivo se vaya incrementando poco a poco. A diferencia del triunfo en Bari, en Foligno Bouhanni ha tenido que remontar a Luka Mezgec (Giant-Shimano) junto a las vallas publicitarias para batir en el último golpe de riñón a un correoso Nizzolo (Trek). De momento, quien sigue sin tener opciones reales de triunfo es Elia Viviani (Cannondale) que, pese a estar delante, no termina de encontrar el golpe de pedal del triunfo.

Con respecto a la lucha por la clasificación general, Cadel Evans (BMC) ha vuelto a demostrar que su concentración en carrera es total y absoluta. Una vez neutralizada la escapada del día a falta de 3 kilómetros, el BMC ha tomado las riendas del pelotón para evitar cualquier riesgo de caída. De esa manera, ha conseguido entrar en el grupo cabecero, a diferencia de Nairo Quintana (Movistar) que se postula, toda vez que Joaquím Rodríguez (Kathusa) ya no está en carrera, como el máximo rival del australiano. El líder de Movistar se ha vuelto a dejar otros 23 segundos en la general y ya acumula un retraso considerable con respecto a algunos de sus principales rivales. Sin embargo, a partir de mañana, llega su terreno; la montaña, con una etapa por “Territorio Pantani” y final en el Montecopiolo. En el transcurso de la etapa se ascenderá el famoso Monte Carpegna, ascensión que Marco Pantani solía ascender en sus entrenamientos y tests habituales. El Carpegna es el primer puerto de entidad que se subirá en el Giro de Italia y, aunque el final de etapa no esté situado en su cima, si que puede resultar un punto estratégico clave para tomar una actitud ofensiva.

Los protagonistas: Nacer Bouhanni (FDJ.fr): “Mezgec (Giant-Shimano) ha lanzado el sprint y yo estaba a su rueda. He visto que Matthews (Orica-Greenedge) y Nizzolo (Trek) pasaban por la izquierda. Yo no he tenido elección y he tenido que pasarle por la derecha, junto a las vallas.

Afortunadamente, él no se ha desviado de su trayectoria, porque sino la caída habría sido inevitable. Voy a sufrir en las etapas de alta montaña para terminar con este maillot. Voy a intentar conseguir puntos en los sprints intermedios para defender este liderato, seguro. Va a ser una batalla preciosa.”

Michael Matthews (Orica-Greenedge): “No he visto el perfil de la etapa de mañana, pero cuando el equipo echó un vistazo al recorrido del Giro pensamos que si teníamos la maglia rosa hasta hoy, éste sería el último día que podríamos mantenerlo. Sería muy triste perderlo mañana y trataré de dar lo mejor de mí, pero siendo realista, no va a ser fácil. De todos modos, ha sido una semana fantástica. Pienso que no podíamos haber pedido mucho más.”

“Ayer gasté mucha energía en la subida final, y por eso, creo que no estaba al 100%. Hoy se trataba de mantener el maillot rosa y tratar de conseguir una posición entre los 3 primeros del sprint. Habría sido maravilloso ganar la etapa, pero, como he dicho, ha sido una semana excelente.”

Pedro Ceinos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *