Cavendish vs Greipel, la otra guerra fría

Ambos se evitan, buscan dominar cada uno en sus carreras, pero no se cruzan, intentan ganar tiempo para acumular victorias y disputarse después los grandes eventos sin piedad, luchando tren contra tren y rueda contra rueda. Con la baja de Kittel por problemas físicos, tanto el británico como el alemán han sido los velocistas de esta semana tan ciclista. 

El líder de Lotto, eso sí, ha levantado ya los brazos en seis ocasiones por una del líder de Omega. No es un dato que implique nada, ya que el inglés suele motivarse más en las grandes plazas, pero sí que responde a la constancia y regularidad de Greipel, un sprinter de mucha categoría.

No han encontrado aún mucha oposición. Bouhanni, Viviani, Modolo y compañía son la nueva generación, pero no han encontrado todavía un hueco tiranizado por unos pocos, cuyos equipos, además, basan sus alineaciones en la preparación de las llegadas. Es algo que no sucede con estos llegadores alternativos.

Al final lo que realmente queda es quién bate a quién en el Tour de Francia, la meca de cualquier ganador de etapas. El año pasado fue Kittel el que dominó las llegadas, aunque sus rivales lograsen también muchas victorias a lo largo de la temporada. Sin embargo, la sensación que quedó fue que el alemán fue el mejor. Sucederá lo mismo en 2014.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *