, ,

Charly Gaul, el ángel de la montaña

Nacido en Luxemburgo un 8 de diciembre de 1932 y fallecido dos días antes en el año 2005, Charly ha sido considerado uno de los mejores escaladores de la historia. Sus legendarios registros incluyen un Tour de Francia, el de 1958, y dos Giros, en 1956 y 1959, donde siempre estuvo en el podio o a punto de conseguirlo. 

Ha sido protagonista de muchas de las mejores etapas de aquella década. Pese a ser recordado como un ciclista de montaña, no sería malo en la defensa de su tiempo en contrarreloj, granjeándose así grandes éxitos a lo largo de su carrera. En total fueron más de medio centenar de triunfos, conseguidos ellos en más de siete equipos. El bueno de Charly no estuvo más de tres temporadas en uno mismo, el Faema.

Fue encarnizado su duelo con Federico Martín Bahamontes, que siempre habló bien de él. Ambos combatieron duramente en el Tour de 1958, con otros rivales de la época como el galo Gemiani o el italiano Favero. Unos Alpes buenísimos para el escalador y una crono en Dijon de muchos kilates le dieron su gran triunfo, por el que siempre fue recordado.

En 1959 fue también protagonista de otro momento histórico, de nuevo junto al toledano, al que había derrotado en las montañas de la edición anterior. En 1959 se cambiarían las tornas, siendo el Águila de Toledo quien se llevaría el amarillo de la mítica alianza con Gaul camino de Briançon. Venía de ser el campeón del Giro y haber tenido el honor de haber podido batir a Anquetil, algo que después sería un éxito casi imposible de lograr.

Fallecería ya en pleno siglo XXI, para dejar constancia de que en aquel ciclismo no sólo era recordado quiénes ganaban los Tours, sino quiénes daban espectáculo de verdad. Con sólo una victoria se une a algunos casos que serán más recordados siempre que otros con muchos más primeros puestos. Eterno, Charly.

L.S.

Consigue el nº1 de DLC en papel por 3,95€

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *