,

COPA DE ESPAÑA, ¿SEMILLA O UNA IDEA PEREGRINA?

Esta misma semana, se ha hecho pública la creación de una copa de España de ciclismo profesional.

Una iniciativa, que nuestros vecinos franceses llevan a cabo desde 1992, en Bélgica la Napoleon Games Cycling Cup cuenta con apenas tres ediciones y en Italia por poner otro ejemplo se creó en 2007.

En nuestro país y claramente condicionados por el escaso calendario profesional, la copa en cuestión ha aglutinado a casi todas las pruebas, excepto la clásica Almería y las vueltas a Andalucia y Murcia.

El hecho de que se incluyan pruebas World Tour como Volta Cayalunya, Euskal Herriko Itzulia o Donostiako Klasikoa, además de la Vuelta a España, es la mayor diferencia respecto a las copas que hemos citado anteriormente.

Foto: Iván Marcos

Poco o nada más se sabe respecto a este circuito de carreras, salvo que se va a premiar al mejor ciclista sub-23 y que optan a la clasificación individual todos los ciclistas españoles y los extranjeros que corran en equipos nacionales.

Es normal que en primeras ediciones, surjan imprevistos, se cometan errores y que con el paso de las mismas, ciertas normas (esperemos) evolucionen.

Personalmente, hubiera preferido sacar lo mejor de Francia, Bélgica e Italia.

Me explico.

De los belgas, destacaría la presencia de un patrocinador en este caso “Napoleon Games”, que además de poner nombre al circuito, sustenta el chiringuito. Lo cual hace que haya dinero en premios y que los ciclistas disputen el calendario, dando así, cierta importancia al mismo. Lo que se dice un círculo vicioso o en este caso beneficioso.

Los franceses, a los que acusamos muchas de las veces de chovinistas, cuentan para su suerte, con un amplio calendario. Los equipos galos, acuden a sus carreras a disputar y no es raro ver a los equipos continentales, poniendo en un brete a escuadras de mayor categoría UCI. Me viene a la memoria el Tro Bro Leon de 2017, cuando Damien Gaudin por entonces ciclista de Armee de Terre, se impuso a Frederik  Backaert del Wantty. Por lo tanto, de nuestros vecinos destacaría, la defensa del producto de casa.

En Italia sin embargo, el vencedor de la clasificación por equipos, recibe un jugoso premio y que no es otro que una invitación para participar en el siguiente Giro de Italia. En doce ediciones que han tenido lugar,  tan solo en una ocasión ha vencido un equipo World Tour, el Lampre-Merida en 2013. Añadir, que la copa italiana, es la única de las tres existentes que incluye pruebas de más de un día, Settimana Internazionale Coppi e Bartali, Tour of the Alphs, Adriatica Ionica Race o Giro della Toscana.

Foto: Yon Suinaga

Tanto la copa de Francia, la belga o la italiana, están formadas por pruebas no incluidas en el World Tour, dando acceso de este modo a la totalidad de sus carreras a todos los equipos de sus respectivas federaciones.

Con el  formato por el que ha optado la copa española, la Fundación Euskadi  no optaría a puntuar en la Volta, Itzulia, Klasikoa o Vuelta España, sin olvidarnos de que Caja Rural-RGA, Murias-Basque Country o Burgos-BH, dependerán constantemente de recibir la correspondiente invitación.

¿Hubiera sido un inicio más fácil, intentar sacar adelante una copa con Clásica Almería, Vuelta a la Rioja, G.P. Indurain, G.P.Amorebieta, Ordizia y Getxo? Tan solo es una hipótesis, no me malinterpreten.

La cuestión es, que del modo que ha surgido y la poca información que se ha publicado, hacen sospechar que es un proyecto no muy consistente. A día de hoy un patrocinador que sustente el proyecto es vital y si no se ha citado, es por algo.

De todos modos, tal y como está el panorama, no queda otra que dar una oportunidad  a esta iniciativa y darle al menos un voto de confianza. Esta última, se verá reforzada por todos, si se ofrece información continuada y si dicha competición evoluciona en la línea de las tres citadas anteriormente.

Por último y más tirando de romanticismo que de otra cosa, sería fabuloso que esta Copa impulsara la creación de nuevas carreras o el retorno de las más recientemente extintas:

  • G.P. Pascuas (1983)
  • Subida Arrate (1986)
  • Barcelona-Andorra (1986)
  • Clásica Segovia (1987)
  • Vuelta Cantabria (1990)*
  • Trofeo Masferrer (1994)
  • Vuelta a los Valles Mineros (1997)
  • Volta a Galicia (1998)*
  • Clásica Sabiñánigo(2001)
  • Setmana Catalana (2005)
  • Trofeo Luis Puig (2005)
  • Subida a Montjuic (2007)
  • Euskal Bizikleta (en 2008 fusionada con Itzulia)
  • Subida Urkiola (2009)
  • Subida al Naranco (2010)
  • G.P. Llodio (2011)

*Pasaron a ser pruebas amateur.

Imanol Gonzalez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *