Descendiendo el río Sil

El cañón del rio Sil, con sus escarpadas paredes y los vericuetos de sus carreteras, es un lugar ideal, y sin embargo desaprovechado, para realizar interesantísimas etapas de montaña.

Desde Monforte de Lemos hasta Orense en poco más de 160 kilómetros, pero con más de 3000 metros de desnivel, incluyendo un bonito circuito alrededor de Orense con las ascensiones a la Ermita de San Benito y Castro de Beiro, que no llega a los 2 kilómetros de longitud pero que casi rozan el 13% de pendiente y que seguramente decidirían el ganador de la etapa.

circuito orense

Por el camino se afrontarían las ascensiones a Pico da Costa, O Castro de Caldelas y As Gandaras antes de los dos puertos más duros de la jornada,  las subidas a Lornis y Luintra, cuya bajada termina en las cercanías de la capital de la provincia, por lo que, sin el circuito, sería el punto caliente del día.

DANIEL MATEOS

One Response
  1. Una zona preciosa, muy recomendable para el que no la conozca. Las terrazas con viñedos, sobre todo en otoño, en tiempo de vendimia, son un paisaje maravilloso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *