,

El caso Quintana

Meses de especulaciones con una intención por parte del corredor, que no es otra que buscar su mejor interés deportivo. Sabe que repetir una muy buena actuación en el Tour le llevaría a no abandonar ya este lugar de eterno aspirante al primer lugar del podio de la gran ronda francesa. Siendo joven, tiene ambiciones y quiere tener más carreras en su palmarés, algunas para las que está plenamente preparado como el Giro o la Vuelta. 

Y no es que para el Tour no lo esté, sino que la exigencia de esa carrera provoca mucho desgaste en corredores tan jóvenes como Nairo. Pero el sponsor decide. Es la última información al respecto de la margarita de este 2014. Froome, Contador y Nibali respiraban tranquilos por haberse quitado de encima al que podría ser considerado el rival más incómodo de todos los que se fueran a dar cita en Yorkshire.

Pero ahora surge la duda. Sonríe Joaquín Rodríguez, que se ha autodescartado para julio presentándose al mes de mayo como gran apuesta. El Giro, por otro lado, también tiembla, ya que un duelo con el español podría enganchar, justo lo que le falta a la carrera italiana. Sin el colombiano en liza, les quedará otra carrera descafeinada donde esperan anteponer a algún ídolo local para gozar del interés de los tiffosi.

Movistar, ante las dudas de sus directores y viendo que la opción del Tour se alejaba de los pensamientos de corredor y staff técnico, ha decidido tomar la última palabra sobre la elección importante del calendario de su máxima estrella actual. Nairo quiere correr el Giro por un motivo de seguridad, la ve mucho más asequible y adaptada a sus intereses, más cómoda. Pero la publicidad que da el Tour no la da otra carrera.

En Francia el miedo es el pavé, los nervios, las caídas, los empujones… todo lo que pueda amenazar a un escalador tan liviano. Incluso el miedo al éxito del modelo Indurain-Unzue-Banesto. Al final un equipo se rige por unas normas publicitarias básicas. Es un operador español, por lo que en caso de haber alternativa al Tour, ésta sería la Vuelta. Y más viendo la ruta preparada para la edición de 2014.

En los próximos días se conocerá ya el programa definitivo para Nairo Quintana, que está llamado a marcar una temporada repleta de batallas apasionantes por venir.

Más noticias:

Diego Ulissi, ¿un nuevo Cunego?

Gorka Izagirre, garantía de regularidad

Recorridos ciclistas: Sanabria, la ley de la frontera

La mala pata de Visconti

Simon Gerrans, profeta en su tierra

Laiseka, Abantos y Euskaltel

¿Quién es Julián Arredondo?

Porte, los últimos retos en Sky

Bouet, el último rebelde

Malga Palazzo, el puerto más extremo del mundo

Wiggins: ¿acierto o error?

La legendaria deportividad de Jan Ulrich

Joaquín Rodríguez no correrá la Vuelta al País Vasco

Lars Boom, la bomba que no estalla

¿Debería Valverde haberse dedicado a las clásicas?

One Response
  1. Quienes tenemos amigos dentro del entorno de Movistar Team y conocemos tanto la orientación de Eusebio como las aspiraciones de Nairo sabemos que:
    1. Nairo desea ir al Tour y no se siente cómodo con la decisión de ir al Giro.
    2. Movistar quiere que vaya al Tour, por evidentes razones de publicidad y mercado.
    3. Eusebio hace hasta lo imposible para que Nairo vaya al Giro, y comparto sus razones:
    a) no quería que Nairo hiciera el sobreesfuerzo que le significó el Tour, aunque tuvo que aceptarlo por las circunstancias de la carrera.
    b) En Francia, España y Colombia (especialmente) se están creando, más que expectativas, verdaderos compromisos o demandas de triunfo. Ello no es saludable para el desarrollo de cualquier ciclista e incluso ha afectado negativamente a muchas promesas que han visto mermado su crecimiento deportivo.
    Respeto tus fuentes y tu saber, pero te aporto esta información con respeto pero a su vez con seguridad. Con un saludo, Nelsson.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.