,

El método de Eusebio Unzué

Hermano del ex portero de equipos como Barcelona, Osasuna o Sevilla, ha sido parte fundamental de la historia del ciclismo español. El navarro es el máximo responsable del Movistar, habiéndolo sido anteriormente del Banesto o del mítico Reynolds. Con ellos ha escrito páginas y páginas, de éxitos y fracasos -los menos-, de Tours, Vueltas y carreras, de experiencias, al fin y al cabo. 

Durante muchos años ha tenido la habilidad de verse involucrado en pocas polémicas. Sí, tuvo sus dimes y diretes en el asunto Indurain cuando su retirada estaba próxima. Sí, ha vivido pasajes donde el debate ha pasado de cerca como el enfrentamiento entre Chava y Olano, o épocas duras para el ciclismo español como la Operación Puerto.

Y de todos ha salido airoso, buscando mantenerse al margen, trabajar desde el volante para hacer más efectivo a su equipo, cómo ganar de forma segura y sin riesgo. En esa filosofía ha basado toda su labor como director, como ideólogo de planes magníficos llevados a la práctica por corredores top. Incluso alguno de ellos ha superado la propia táctica, corriendo por encima de ella. Otros por debajo, por desgracia para sus directores, en este caso con Eusebio a la cabeza.

Ahora, tras dar un paso atrás en su protagonismo, ha impregnado en el equipo esa filosofía de prudencia, de dar un paso detrás del otro, de no adelantar acontecimientos hasta que sea estrictamente necesario. Un estilo, un método que le ha llevado al éxito y al que nunca renunciará, bajo buen criterio.

Ph: Movistar

Más noticias:

Pablo Lastras, espejo y reflejo

¿Sagan, Froome y Contador en el mismo equipo?

El pie izquierdo de Thomas Voeckler

El encanto de Tro Bro Leon

Serse Coppi, el otro campeonísimo

Entrevista a Rubén Fernández: “Me gustaría parecerme a Valverde”

Chris Anker Sorensen, la anarquía danesa

Recorridos ciclistas: Era del Contador (Canarias)

Carlos Verona, veterano a los 21 años

Atropello y calendario de Cancellara

Eros Capecchi, alas cortadas

Elissonde, objetivo Tour de Francia

Jonathan Castroviejo, la hora de la verdad

Luis León Sánchez cae de pie

Lo bueno y lo malo de las bonificaciones

Encuesta: ¿a favor o en contra de las bonificaciones?

Nibali derrota a Froome

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *