Froome y el reto de las tres grandes

Chris Froome tiene la intención de anotarse la victoria en las tres grandes vueltas. A sus 28 años, el británico espera confirmar su supremacía en el Tour 2014 y dar un golpe moral a sus adversarios de cara a próximas ediciones. Su objetivo a corto plazo es el de convertirse en tirano del Tour, pero poco a poco también quiere dejar su huella en la historia. 

Sabe que tiene motor y que puede realizar dos grandes a gran nivel, como demostró en 2012 tras su magnífico Tour y una Vuelta en la que sólo una enfermedad le hizo sufrir para terminar en cuarta posición. En 2014 se tomará el primer tercio de la temporada con más calma y sin presión de resultados, queriendo llegar al mes de julio fresco mentalmente. Una táctica que ya utilizase la temporada anterior para ayudar a su jefe de filas, Wiggins, a ganar una edición en la que fue el más fuerte.

Si repitiese calendario tendría una oportunidad en la Vuelta de marcar una segunda grande en su casillero. Es una prueba que le gusta mucho y a la que debe su irrupción como figura. Pero no le quita el ojo al Giro, donde sabe que tarde o temprano tendrá que medirse con sus montañas. Tal vez para 2015. O tal vez deje la carrera española para dicho año, ya que podría haber bombazo y partir del Yorkshire inglés.

Mientras tanto se concentra en superar la primera de las barreras, el temido pavé. Si lo salva, sabe que es difícil que puedan con él teniendo además una crono tan larga al final del Tour, donde a poco que le salga algún respondón podrá quitárselo de en medio. Pero la táctica Armstrong impera y si puede sentenciará pronto.

Más noticias:

El antiguo reto de Eduardo Chozas

Oliverio Rincón, la montaña rusa

Ciclismo español, la reordenación del calendario

Entrevista a Jesús Herrada

Igor Antón, de la raza a la indolencia

Los demonios de Peter Sagan

Moreno Moser, la herencia de Trento

El método Mollema

Cancellara y el récord de la hora en 2014

Astarloza, el final del alma de Euskaltel

Peña de Martos, novedad en la Vuelta 2014

Beñat Intxausti, el bloqueo

Nairo Quintana, diez razones para elegir el Giro

Dani Navarro, cabeza de líder

Pozzato, el talento y el desperdicio

Galería de fotos: Mont Ventoux

La nueva responsabilidad de Henao

Los sprinters de Movistar

La gran oportunidad de Mikel Nieve

El paralelismo entre Aru y Nibali

El enésimo tropiezo de Valverde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *