,

Ganador del concurso BKOOL de recorridos de clásicas

Tras una larga deliberación ya tenemos ganador del concurso BKOOL de recorridos de clásicas. Habéis presentado muchas propuestas, todas muy interesantes pero nuestro jurado ha elegido como ganadora la imitación de la París-Roubaix que ha presentado Manel Rodríguez en la provincia de Girona. A continuación podéis ver la propuesta y la propia descripción de Manel.

La característica de este recorrido es que transcurre por varias vías verdes del centro y sur de Girona y por las anchas pistas de sterrato que aún perduran al asfalto en la zona de la huerta del Baix Empordà. Se podría definir el recorrido en dos bloques:

Partiendo de la comarca de la Garrotxa, en el prepirineo, en el entorno de Parc Volcànic de la Garrotxa, el primer bloque, desde Olot hasta Palafrugell, incluye las vías verdes del Carrilet I (Olot-Girona), Carrilet II (Girona-Sant Feliu de Guíxols) y Tren Petit/Camí Ral (Palamós-Palafrugell). Son tramos restaurados de la antigua plataforma de vía estrecha de trenes a vapor, en zonas bastante pobladas y por tanto hay algunos accesos con bolardos para evitar que circulen coches a motor. El recorrido es suave, con alguna cota no puntuable siempre tendiendo hasta cota de mar, siguiendo los valles de los ríos Fluvià, Brugent y Ter hasta Girona, y hacia el Sur paralelos al río Onyar hasta desviarnos hacia el Este hacia Sant Feliu de Guixols. Después seguimos cerca de la costa hasta Palafrugell. El relieve se suaviza gradualmente ya que partimos de una cota de 400 metros hasta cerca del nivel del mar, siguiendo el recorrido del antiguo tren y por tanto con porcentajes suaves.

El segundo sector, prácticamente llano, transcurre por pistas entre las zonas de cultivo del Baix Empordà y del Parc Natural dels Aigüamolls de l’Empordà. Se sitúan en una zona de llanura, son pistas anchas y que están en muy buen estado, continuamente mantenidas para el acceso de maquinaria agrícola. Finalmente el último tramo de tierra, el único con desniveles importantes y por tanto la excepción del recorrido, es una pista forestal en buen estado que transcurre por la ladera del Montperdut y que une el Baix Empordà con la carretera costera que nos lleva a la línea de meta, en Port de la Selva salvando la Serra de Rodes.

El recorrido tiene por objetivo por un lado homenajear a la Paris-Roubaix, pero no a la del frío y húmedo adoquín, sino a la que trata de mantener vestigios del pasado cultural y recuperar para el ciudadano espacios de deporte al aire libre, sea cicloturismo o senderismo en un entorno natural-agrícola cuyo esfuerzo para que no desaparezca es de vital importancia. Por otro lado, como clásica ciclista estamos hablando de una carrera que traslada el concepto recuperado por la Strade Bianche de los caminos por pistas tan normales en las carreras anteriores a los 60 y 70 con el formato de la París-Roubaix de circular por largos tramos no asfaltados y llanos (en este caso con un kilometraje de tramos no asfaltados mayor) donde el desarrollo de la potencia sostenida y la habilidad para circular por un terreno técnico marcan la diferencia respecto a otras carreras. Al final son 25 tramos de tierra hasta un total de 117,4 km de sterrato.

En el próximo número de la revista publicaremos un reportaje sobre esta clásica y su adaptación al simulador de BKOOL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *