,

Horner y Cobo, vidas paralelas

Horner y Cobo, Cobo y Horner. Americano y español, ambos ciclistas confluyen en este punto del camino, estando desempleados pese a haber conquistado dos de las tres últimas ediciones de la Vuelta. El por qué de su mal prestigio se debe a su irregularidad, pero también a la poca credibilidad que emiten. Ambas victorias han sido muy cuestionadas. 

Pese a que nunca hayan dado positivo, pero el tiempo actual de sospecha constante ha hecho que estos dos ciclistas no encuentren acomodo aún expresado su deseo de seguir en activo. Uno, Horner, con 42 años a sus espaldas, no ha recibido oferta alguna para competir al máximo nivel. Es lógico que su rendimiento ofrezca dudas, pero la rentabilidad publicitaria de tener al último ganador de la Vuelta no debe ser tan mala.

El problema, el de siempre. ¿Y si en cualquier momento aparece una investigación que deja en evidencia al equipo que le fiche? En tal caso los daños serían mayores que el posible beneficio. Riesgo cero.

En cuanto al cántabro, su aval de la Vuelta 2011 queda ya muy lejano, más allá de que sus dos últimas temporadas en un equipo puntero como Movistar no han supuesto más que un desprestigio absoluto. Su irregularidad y su indolencia parece que le dejarán en el paro para el próximo año. Pero no tiene 42 años y tal vez sea firmado en las rebajas de última hora y muy a la baja.

ENCUESTA: ¿FICHARÍAS PARA TU EQUIPO A HORNER Y/O A COBO?

Más noticias:

La nueva responsabilidad de Henao

Los sprinters de Movistar

La gran oportunidad de Mikel Nieve

El paralelismo entre Aru y Nibali

El enésimo tropiezo de Valverde

¿Wiggins y Froome de nuevo juntos en el Tour?

Voeckler, osadía de World Tour

Luis León Sánchez a Caja Rural

Ciclismo español, la generación de las vacas flacas

¿Froome en Movistar?

Castroviejo, el vueltómano recortado

¿Qué ciclismo te gusta más?

El cambio radical de Gilbert

Tiralongo, el enemigo de Contador

¿Es Oleg Tinkov bueno para el ciclismo?

Alejandro Valverde corre más y gana menos

Los ataques lejanos de Contador

Rubén Plaza, lo que podría haber sido y no fue

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.