, ,

Ivan Velasco: la ilusión de un trabajador nato

Ivan Velasco ha sido un corredor de equipo que ha desarrollado su carrera profesional tanto en Euskaltel como en Caja Rural. Su paso por el profesionalismo nos deja la huella de esos ciclistas que si bien no ganan, tienen existir para que los que ganan puedan hacerlo. DLC lo entrevista y nos ofrece su visión sobre su carrera ahora que se ha retirado por una inoportuna lesión.

– Naciste en Mondragón. ¿Cómo empezaste a montar en bicicleta?
La verdad es  que empecé muy pequeño a montar en bici. Tenía una BH California. Fue la primera bici que tuve con 6 o 7 años. No andábamos por carretera ni competíamos, solo era diversión. Me enganche al ciclismo con Indurain. Recuerdo que veía las etapas del Tour y los ciclistas me parecían héroes mas que deportistas. Antes de empezar a competir en bicicleta practiqué muchos deportes, natación, fútbol, balonmano…y a los 15 años en cadetes unos amigos y yo decidimos apuntarnos al club ciclista del pueblo, y ahí comenzó mi andadura en el ciclismo.

– ¿Cómo te fue en amateurs?
Fueron muchos años de amateur. El primer año deje de estudiar. Trabajaba y corría, pero pronto  vi que en el ciclismo era complicado dar el salto a profesionales. Por eso el segundo año empece ingenieria y lo compagine con la bici durante unos años. Una vez termine la carrera decidí darme un año exclusivamente para el ciclismo y salieron bien las cosas. Jon Odriozola se fijo en mi. No era un ganador pero siempre estaba delante y tenía mucha regularidad.
– Debutaste con Orbea en 2006. ¿Tuviste más ofertas? ¿Era un buen momento para salir adelante como ciclista?
Fue cumplir un sueño, ser ciclista profesional. Era otra época en cuanto a equipos, a nivel estatal había unos 9-10 equipos si no recuerdo mal. Era más fácil que ahora dar el salto.

– ¿Cómo ves el camino para que los jóvenes den el salto ahora? ¿En qué ha cambiado: para mejor o para peor?
Ahora esta bastante más difícil, pasan muy pocos corredores. Muchas veces hemos visto a corredores que en amateur tampoco destacaban tanto, ser grandes profesionales. Ahora es imposible porque pasan 3 o 4 cada año.

– Pronto fichaste por Euskaltel. ¿Qué nos puedes contar sobre ello?
Bueno la verdad que mi primer año en Orbea, salió un buen año. Estuve delante en muchas carreras y Euskaltel se fijo en mi. Estoy muy agradecido por aquello.

– Después, Euskaltel ha sido tu vida.
Sí se puede decir que sí. Siempre digo que aparte de ser profesionales, éramos una familia. Nos conocíamos todos y guardo amistad con muchos compañeros de equipo. Tuve momentos en los que realmente anduve bien y pude disputar las mejores carreras del calendario, siempre a disposición de loa líderes, samuel, igor Antón o nieve los últimos años. La verdad que fueron unos buenos años para mi.

– Te marchaste a Caja Rural el mismo año que cambia la filosofía. ¿Cómo te sentiste después de haber dado todo por el naranja?
Hubo una persona que no fue clara con nosotros. En la vuelta a España nos dijeron que no nos preocupáramos, que iba a salir el equipo y que contaban con nosotros. Acabamos la Vuelta a España y a los 7-10 días me llama esta persona y en 50 segundos, me dijo que no contaba conmigo porque necesitaban puntos para estar en el World Tour. Fue una excusa barata, porque solo puntuaban diez ciclistas en cada equipo. Si me hubiera dicho “no te renovamos porque no nos interesas como corredor” creo que habría quedado mejor. Aún así lo que me dolieron fueron las formas, me sentí un poco engañado.

– ¿Cómo viviste el adiós? ¿Se podría haber hecho algo para evitarlo? ¿El qué?
Cuando el que va a dirigir el equipo no te quiere, es mejor así. No me gusta estar en ningún sitio en el que no me valoren o me quieran. Me hubiera gustado que al principio de la vuelta me lo hubieran comunicado, seguramente habría aprovechado mejor mis oportunidades.

– Has corrido en las tres grandes y en las mejores carreras. ¿Cuál ha sido tu favorita? ¿Cuál la que más has odiado?
Odiar ninguna!! La mas bonita para mi es el Giro por recorrido y por ese  alma que tiene. El Tour es la mas grande e impresiona mucho todo el despliegue, sobre todo de aficionados y medios.

– En 2012 te expulsaron del Giro. ¿Qué pasó?
Fue el día antes de acabar. Era la etapa con Mortirolo y Stelvio. El día anterior había tenido una caída enorme, la etapa salió rápido y enseguida en el primer puerto (Tonale) me descolgué el primero por todos los golpes y dolores que tenía. Le dije al equipo que lo mejor seria bajarse pero me dijeron que continuará, que era una pena dejarlo a un día del final. Arriba del puerto ya perdía quince minutos y después de la bajada me metí a rueda del coche del equipo, que intentaba echarme una mano solamente para acabar la etapa, todavía quedaban mas de 170km y ya perdía mucho tiempo. Los jueces me vieron y me expulsaron.

– ¿Quién ha sido el corredor que más te ha impresionado en tus ocho temporadas como pro? Rival o compañero.
Como ejemplo de profesionalidad Samuel Sánchez ha sido un referente para mi. Y el que mas me ha impresionado siempre y me sigue impresionando es Alejandro Valverde. Puede ganar en cualquier lugar.

– ¿Qué has aprendido como ciclista y como persona del ciclismo?
Muchísimas cosas. Como ciclista aprendes mucho de alimentacion, preparación física, fisiología del cuerpo humano….y como persona te da muchos valores como la competitividad, el esfuerzo, la constancia, el compañerismo, la capacidad de trabajo, la empatía…la verdad que a mi me lo ha dado prácticamente todo.

– ¿Quién ha sido el director/ciclista que más ha cambiado tu vida?
Quizá Jon Odriozola, me hizo en poco tiempo creer mas en mi, y enseñarme en un tiempo récord de qué iba esto del ciclismo profesional.

– Un ídolo de pequeño.
No soy mucho de ídolos, me gustaban muchos, Perico, Indurain, Marino…

– ¿Te quedas con buen sabor de boca por el adiós? ¿Sin la lesión, hubieses seguido más tiempo?
Dejarlo por una lesión no es fácil, no te deja buen sabor. Creo que cualquier deportista le gustaría retirarse practicando su deporte. A mi me ha tocado así, ya lo he asumido y ahora puedo mirar atrás y ver las cosas buenas. Pero ha sido un año durísimo en el que lo he pasado mal psicológicamente.

– ¿Cómo te gustaría que recordase el aficionado tu paso por el mundo de la bici?
Una persona que cumplió el sueño de su infancia, y que lo disfruto mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *