,

Leyendas del ciclismo (I): Jean Robic

Se sabe poco de este ciclista francés que nació en Vouzieres en 1921 y ganó el Tour de forma poco menos que inverosímil en 1947. Su historia es la de un pequeño y liviano corredor que no consiguió un gran palmarés, pero que pasó a la historia por lograr la victoria en el Tour atacando en la última etapa.

El pequeño corredor francés era un todoterreno, que en su primer año en competición ganó el Campeonato de Francia de Ciclocross. 1947 sería el año de su victoria en el Tour de Francia. Y no fué una victoria cualquiera.

Era el primer Tour tras la Segunda Guerra Mundial y había una legión de buenos corredores que estaban dispuestos a competir por él. Así, el primer líder fué el suizo Ferdi Kubler, ganador en el adoquín de Lille. La segunda etapa fué para Rene Vietto, que sería líder durante varias jornadas. La primera etapa de montaña se disputó en los Alpes, entre Lyon y Grenoble. Allí despuntó Robic, que fué capaz de ganar la etapa. Pero en las siguientes etapa alpinas perdió tiempo. Las llegadas a Briançon y a Digne les Bains fueron demasiado para él. Además, aunque era un buen corredor, la victoria en una etapa del Tour (primera en su carrera) era un buen botín.

Cayó múltiples puestos en la clasificación general, perdiendo minutadas en algunas etapas, cosa no muy extraña en la epoca. Sin embargo hizo 6º en la etapa prepirenaica de Luchon, donde el ganador de la etapa sacó 16 minutos al segundo clasificado, tras una fuga de casi 240 kms. Se llamaba Bourlon. Pero nuestro protagonista se vió a la cabeza del grupo oerseguidor, entrando con el líder, Vietto.

Así que llegó su gran día. En la Luchon- Pau, con los míticos Peresourde-Aspin- Tourmalet y Aubisque, Robic arrancó la moto, ganando la etapa y sacando casi 15 minutos al segundo clasificado. Quedaban 3 dias para llegar a Paris, tres dias llanos y donde las diferencias no iban a ser abultadas. Estaba tercero, con Bambrilla segundo y Vietto primero. Pero apenas habia ocasion de recortar tiempo. Así que en la última etapa Robic se dedicó a intentar recaudar dinero pasando por las cotas en primer lugar, lo que tenía recompensa económica. Sin embargo, a 80 kms de meta, se dió cuenta que solo Fachleitner estaba con él y que Bambrilla y Vietto se habían quedado. El alemán colaboró con el frances, y fueron aumentando su ventaja hasta los 14 minutos, lo que le sirvió a Jean Robic para hacerse con el jersey amarillo en París. Sólo una vez más se vió tal hazaña, pero tuvo que ser en una contrarreloj, en una bici con un manillar de triatleta, donde Fignon perdiera el Tour  en su última etapa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *