,

Los ataques lejanos de Contador

Desatado. Así es el Contador que ha creado cierta leyenda. El vencedor vencido que nunca se rendía y del que se sabía que moriría matando. Ése es el tipo de ciclismo que hoy se echa tanto de menos. Y por eso se ha convertido en uno de los corredores más carismáticos no sólo en España, sino allá donde el ciclismo tiene capacidad de expansión. 

Repasamos algunos de los momentos en los que el madrileño ha dado rienda suelta a su imaginación y ha creado situaciones de carrera de ensueño, de esas que sólo los grandes son capaces de regalar a los aficionados.

Briançon – Tour 2007

Fue el primer Tour que se anotó, si bien aprovechó la baja del maillot amarillo y virtual ganador, Michael Rasmussen. Con el danés ya vestido de líder, el corredor de Discovery se lanzó en el Galibier con un espectacular golpe de pedal que hizo hincar la rodilla a Evans, que trató de seguirle, a Valverde y al resto de favoritos. Sólo el llano final y el trabajo del Caisse d’Epargne evitó una exhibición del pinteño.

Loudenvielle – Tour 2007

Aunque no se trata exactamente de ataques lejanos al uso, en el col de Peyresourde vimos un recital de ataques de Contador que puso contra las cuerdas al imbatible danés. En meta no obtuvo réditos, pero regaló unos minutos de ciclismo tan intenso que se recuerdan por muchos aficionados como un momento mítico.

Niza – París-Niza 2009

Luis León Sánchez le provocó una pájara camino de Fayence. Al día siguiente se celebraba la etapa reina y el murciano aventajaba con cierto margen a su compatriota. Pero el líder de Astana no se iba a quedar con las ganas de intentarlo. Arrancó con toda su fuerza en el col de Porte y el pelotón no le cogería hasta la línea de meta. No logró enjugar la desventaja, pero a punto estuvo de ganar la etapa, que fue para Toni Colom.

Alpe d’Huez – Tour 2011

En una edición en la que compitió a contracorriente, el de Saxo Bank recuperó de un golpe en la rodilla en los Alpes y no dejó de intentarlo, aunque sin muchas fuerzas. Desde la embestida que provocó en el col de Manse hasta el órdago lanzado en el Telegraphe, donde sólo Andy Schleck pudo seguirle. Aún siendo cazado en el descenso, no dejó de intentarlo en la ascensión a Alpe d’Huez, donde llegó destacado con respecto al resto de favoritos.

Fuente De – Vuelta 2012

El último momento de épica que nos ha regalado. Joaquín Rodríguez le tenía bien tomada la medida, pero Alberto no se rindió y en una etapa aparentemente sin gran dificultad, fue capaz de poner la carrera patas arriba y desubicar a un perfecto Purito, que sólo pudo aplaudir en meta la gesta del pinteño.

Más noticias:

¿Qué será de Juanjo Cobo?

Rui Costa quiere hacer historia

La única puerta abierta para Samuel Sánchez y Seeldrayers

La gran celda de Tom Boonen

Imanol Erviti, el cemento de Movistar

Italia sueña con el duelo Valverde – Purito

Tony Martin, contrarrelojista para siempre

Rubén Plaza, lo que podría haber sido y no fue

El antes y el después de Pablo Lastras

El infravalorado valor de Dani Moreno

Los dos caminos de Michal Kwiatkowski

El por qué del adiós de Kloden

¿Volveremos a ver al mejor Contador?

Evans vuelve a Australia 4 años después

Oleg Tinkov busca a su Mourinho

La semilla de un nuevo Euskaltel

¿Puede Quintana ganar este Tour?

Sky comienza la operación-pavé-Froome

Así es la montaña del Tour 2014

¿Qué nota le pones al Tour?

Contador y Valverde derrotan a la UCI

Esas cosas de Valverde

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.