,

Los enfrentamientos entre Joaquín Rodríguez y Contador

Los dos astros del ciclismo español han tenido éxito por separado y no se han encontrado tantas veces en carrera. Joaquín ha tendido más a evitar el Tour, a excepción de 2010 y 2013, mientras que Contador ha optado más por acudir julio tras julio a la carrera francesa. La sanción del madrileño ha coincidido, además, con la explosión del catalán. Pero aún así se han visto y han tenido duelos vibrantes y muy emocionantes. 

El primer momento en el que se encontraron fue el Giro de 2008, el primero (y único a la postre) que lograría Alberto. En la última etapa el entonces corredor de Caisse d’Eparge tuvo una actuación clave en la última etapa de montaña, en la que el sorprendente Ricco amenazaba con arrebatar la maglia al español con las bonificaciones. Purito saltó por delante y tomó la segunda plaza de la etapa, lo que salvó al pinteño.

Aquel 2008 les vimos de nuevo en la Vuelta enzarzados con Valverde de por medio en las rampas del Angliru.

Ya en 2010, durante el Tour, se vieron las caras de forma directa: Rodríguez contra Contador; Contador contra Rodríguez. Fue en Mende, donde el de Katusha, recién fichado entonces, obtuvo su único triunfo en la ronda gala. Al ataque de los dos españoles cedió un bloqueado Andy Schleck, vestido de amarillo. En la cima llegarían los dos escaladores destacados con un escaso margen sobre el luxemburgués.

Tardarían en volver a luchar cara a cara. Ya sería en el regreso de Contador de su sanción. Con Joaquín a punto de haber vencido el Giro y con la Vuelta por empezar, ambos partían como grandes favoritos. Y lo demostraron. En Valdezcaray tomó el mando el de Parets y no soltaría el maillot rojo hasta Fuente De, donde se vio una jornada épica y legendaria, con recital incluido del madrileño, que se hizo con el rojo y la carrera.

A lo largo de todas las etapas de montaña se vivió un intenso duelo, con ataques de uno y victorias de otro. Rodríguez se llevaría tres etapas (Rapitán, Mirador de Ézaro y Ancares). En la Bola del Mundo cerca estuvo de darle un susto al líder.

En las clásicas de final de temporada hubo también presencia de ambos y duelo, aunque no directo en esta ocasión. Contador ganó Milán-Turín y parecía que Lombardía se la iban a disputar ambos. El de Saxo Bank estuvo activo, pero fue el de Katusha el que lograría una legendaria victoria, la primera para el ciclismo español en la clásica de las hojas secas.

El último duelo que hemos visto entre ambos tuvo lugar en el pasado Tour. Ambos estaban lejos en tiempo de Froome, por lo que restaba la lucha por la tercera plaza y el podio de París. Ahí ganó Purito con una auténtica exhibición de fondo en la última etapa de montaña. Contador se desinfló y tuvo que conformarse con subir al podio debido a la victoria por equipos.

Más noticias:

Recuerdos del Giro 1993

¡Que vuelva el Kapelmuur!

Los dilemas de Kreuziger

Slagter, el holandés que quiere la luna

El annus horribilis de Tom Boonen

José Iván Gutiérrez y Movistar, tinta y papel

Chris Froome y el reto de las tres grandes

El antiguo reto de Eduardo Chozas

Oliverio Rincón, la montaña rusa

Entrevista a Jesús Herrada

Igor Antón, de la raza a la indolencia

Los demonios de Peter Sagan

Moreno Moser, la herencia de Trento

El método Mollema

Cancellara y el récord de la hora en 2014

Astarloza, el final del alma de Euskaltel

Peña de Martos, novedad en la Vuelta 2014

Beñat Intxausti, el bloqueo

Nairo Quintana, diez razones para elegir el Giro

Dani Navarro, cabeza de líder

Pozzato, el talento y el desperdicio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.