LOS LLAMADOS A BRILLAR EN FRANCIA SE DECANTAN POR SUIZA

Desde su creación allá por el año 1947, la anteriormente denominada Dauphiné Liberé, ha sido históricamente uno de los más importantes bancos de pruebas de cara a afrontar con garantías la mejor carrera por etapas del mundo. Los favoritos para pelear por el triunfo final en la Grande Boucle, copar las primeras plazas o simplemente llegar con un óptimo estado de forma a la salida de la misma, han elegido el hoy llamado Critérium del Dauphiné como carrera previa en su camino al gran objetivo de la temporada. Los datos además son muy relevantes en ese sentido. Todos los quíntuples vencedores del Tour de Francia han vencido en alguna ocasión en la clasificación general de la Dauphiné, desde Anquetil, pasando por Merckx e Hinault y siguiendo por Miguel Induráin. Otros vencedores de la ronda gala como Louison Bobet, Luis Ocaña, Bernard Thévenet, Greg Lemond o más recientemente Bradley Wiggins y Chris Froome, también optaron por la carrera alpina y se proclamaron vencedores de la misma. Así mismo el trazado del Critérium de Dauphiné suele coincidir en los últimos años, desde su incorporación a las carreras A.S.O en 2010 principalmente, con algunas etapas de montaña del Tour de Francia, un añadido para ser la cita elegida por parte de la concurrencia más ilustre para el mes de julio, teniendo en cuenta que esta carrera se disputa la primera semana de junio.

Por el contrario en los últimos tiempos, muchos de los actores principales de las tres semanas del Tour de Francia se decantan por otras formas de preparación previa de cara a la gran cita de la temporada. Prácticamente coincidente en fechas con Dauphiné (apenas una semana después), se encuentra la Vuelta a Suiza. La carrera helvética se ha considerado como la cuarta grande, incluso en alguna época oscura de la Vuelta Ciclista a España, se consideró como la tercera, detrás de Tour y Giro. Dada la orografía del país, la Vuelta a Suiza cuenta con un recorrido montañoso con muchas posibilidades de elección, sin dejar de lado otro tipo de etapas, ya sean más aptas para velocistas como contra el cronometro. No obstante la expectación que provoca la prueba en el país alpino no está a la altura de su historia, con una triste estampa de ausencia de público en las etapas de alta montaña, espectaculares a priori en su trazado. Si nos centramos en la temporada que tenemos entre manos, podemos observar como muchas de las grandes figuras que estarán el día 7 de julio en la Grand Départ del Vendée, estarán igualmente dando pedales en las carreteras helvéticas y no en el Dauphiné como parecía ser tradición.

A falta de confirmación oficial de todos los equipos tanto en Dauphiné como en Suiza, lo cierto es que del primer escalón de favoritos a la victoria definitiva en el Tour de Francia, tan solo el italiano Vincenzo Nibali y el francés Romain Bardet tomaran la salida en la carrera de Ródano-Alpes. En contraposición, tenemos la participación de Nairo Quintana y Alejandro Valverde en la Vuelta a Suiza, a falta de saber cuál serán las carreras previas que disputará el tercero en discordia del conjunto Movistar, Mikel Landa. Por parte del Sky, el colombiano Egan Bernal, también será de la partida en la prueba suiza, después de su confirmación de disputar el Tour de Francia por primera vez en su joven trayectoria profesional, de la misma manera el australiano Richie Porte también ha decidido tomar la salida en la Vuelta a Suiza para afrontar los kilómetros previos a la disputa del Tour. Pero no solo algunos de los ciclistas que lucharán por el triunfo final en Paris han elegido Suiza, velocistas como Gaviria, Greipel, Demare, Kristoff o el propio Peter Sagan igualmente harán lo propio  mientras otros nombres con posibilidad de brillar en el Tour de una forma u otra como Ion Izagirre, Jakob Fuglsang, Steven Kruijswijk, Lilian Calmejane, Wilco Kelderman o Tejay Van Garderen figuran como preinscritos en la ronda helvética.

A falta de saber que camino tomaran ciclistas como Landa, Froome o Urán, y otros corredores que se decanten por carreras como la Ruta de Occitania (antigua Ruta del Sur), Campeonatos Nacionales u otras pruebas, queda claro que gran parte de los corredores que van a disputar el Tour de Francia harán la elección de la Vuelta a Suiza en lugar de Dauphiné como piedra de toque antes de la gran cita, y es probable que esto sea debido en gran medida a la mayor cercanía de esta a la salida de la carrera francesa.

ALBERTO DÍAZ CABALLERO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *