,

Los mejores ataques de Alejandro Valverde

El murciano, sobre todo en su primera etapa, fue un corredor muy ofensivo, que apenas se lo pensaba antes de realizar un ataque. Incluso alguno le perjudicaba claramente. Por eso se ganó su fama de gran campeón, pese a que últimamente anda domado por sus directores y ha retraído su carácter. 

La característica general de sus arrancadas son la imprevisibilidad. Suele moverse cuando nadie lo espera, cuando parece que ya ha dado todo por perdido.

VALVERDE ATACA EN CALAR ALTO

Tras una dura caída que casi le hace abandonar en Murcia. Del fin al ataque. En la inédita subida a Calar Alto en la Vuelta 2004 y ante el durísimo ritmo del Liberty de Roberto Heras, arranca para eliminar a varios gregarios. Con el vendaje en su rodilla y pasando problemas en los puertos anteriores, sorprendió a propios y extraños con un demarraje que abrió la caja de los truenos. En meta se vio que ese ataque le perjudicó, ya que cedió de la rueda de sus rivales más directos.

VINOKOUROV SUEÑA CON VALVERDE

El Morredero es un puerto largo, con rampas duras alternadas con descansillos. En la parte final se citaron los favoritos, con Vinokourov repleto de ganas de resarcirse de su pinchazo en la etapa de la Covatilla. La Vuelta 2006 tenía un gran favorito, el murciano, al que le bastó con arrancar en el sprint final para remontar una gran distancia al kazajo, que sólo pudo ser segundo.

EL GALIBIER ECLIPSADO POR CONTADOR

El Tour de 2007 ascendió a la cima del Galibier, un puerto en el que se exhibió Contador, aunque después su fuga no llegase a buen puerto. Sin embargo, quien dio verdadero pie a aquellas aceleraciones fue el líder del Caisse d’Epargne, ya que ante las críticas de sus tácticas aceleró el ritmo de forma importante al menos en cuatro ocasiones.

ARRANCADA FINAL Y MAILLOT JEUNE

La primera etapa del Tour 2008 finalizaba en Plumelec, concretamente en una cuesta que puntuaba de cuarta categoría. Allí se marchó Gilbert, con muchas opciones de llegar, pero sería Valverde el que, atacando a falta de unos 500 metros recuperó la distancia perdida y ejerció su especialidad en estos finales.

PEYRESOURDE EN SOLITARIO

Ante un triste Tour como el de 2012, el de Movistar arrancó aquel día con una misión clara: ganar en una cima inédita. Atacó en el port de Balés para reunirse con Rui Costa, que hizo un trabajo espectacular para el español, que hizo en solitario la parte final y la última subida, ganando a base de clase.

FUENTE DÉ, EL MÁS FUERTE

En la ascensión al puerto cántabro, con la carrera absolutamente rota, Alejandro dejó hacer a Purito, que estaba perdiendo la Vuelta. Sea como fuere, en la última subida le dejó de rueda y el catalán sólo pudo verle alejarse en la distancia. Si la etapa tiene un kilómetro más, hubiese alcanzado a Contador y quién sabe si hubiese hecho peligrar la Vuelta del madrileño.

Más noticias:

Armstrong humilla a Pantani en el Mont Ventoux

Pico de las Nieves, el puerto más duro de España

Las razones de Sebastien Turgot

La vuelta de Rafa Valls

Carlos Betancur desafía al Tour

Scarponi, la gris regularidad

Carlos Sastre, la osadía con premio

Indurain y la tortura del Mortirolo

¿Qué deporte es más duro que el ciclismo?

La gran caída de Kruijswijk

El gran pecado de Euskaltel

El segundo duelo entre Olano y Escartín

Cookson otorga el número uno a Purito

One Response

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.