Luke Durbridge, otro aussie en la élite

Flight of the Conchords son un grupo humorístico-musical de Nueva Zelanda que en una serie de gran éxito en países de habla inglesa mostraban animadversión (siempre desde un tono amable, aunque cruel) hacia lo australiano. Sin embargo, pocas personas pueden restar importancia al nivel creciente del ciclismo de la gran isla.

Uno de los últimos en incorporarse ha sido Luke Durbridge. El ex de Green Edge, primer equipo ciclista australiano en la élite, se impuso a Bradley Wiggins en el prólogo de Dauphine 2012, una carrera en la que se dan cita ciclistas que buscan punto de forma para el Tour (si no lo tienen ya) o que proceden del Giro. En definitiva, que el nivel es muy elevado.

Bien es cierto que pudieron beneficiarle las condiciones climatológicas, benévolas en su caso, y adversas en la mayoría del resto de casos. Pero también es cierto que ciclistas como Evans o Martin salieron con el piso seco y aún así quedaron en evidencia ante él, un gran especialista contra el reloj.

Se trata de un ciclista que cumple su primera temporada en la élite. Ello podría pesar en las piernas (y en la cabeza) de más de uno, pero este ciclista de corta edad parece estar más allá de presiones y amarguras futurísticas.

El de Greenmount, su localidad natal, ya ha logrado el Circuito de la Sarthe. Sí, no es el Tour de Francia, pero para un ciclista de esta juventud se trata de un aviso de lo que es capaz de lograr. A ello seguro habrá contribuido el logro a principio de campaña del campeonato australiano de contrarreloj. Es su disciplina y donde más destaca. De hecho, ya ha subido al podio en dos ocasiones en los dos últimos mundiales sub-23 de la modalidad. Segundo y primero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.