,

Markel Irízar, el verdadero ejemplo Armstrong

El de Oñati continua una temporada más en la élite al firmar con Trek. Tras cumplir diez años de su regreso a la competición tras superar un cáncer, el ex ciclista de Euskaltel merece todo tipo de elogio por su gran gesta, pese a que a nivel de victorias haya sido un ciclista muy ocasional. Recibió una carta del mismísimo Armstrong enviándole fuerza y cariño. El tiempo le ha restado mérito a uno y ha dado valor a un verdadero héroe anónimo del pedal. 

Medianamente anónimo, se podría decir, ya que corre en uno de los mejores equipos del mundo, que viendo cómo están las cosas se podría decir que es una suerte. En su vuelta al Orbea tuvo actuaciones tan destacadas que firmaría para el salto a Euskaltel. Fue en esta etapa cuando más réditos obtendría, con alguna victoria de prestigio y mérito cerca. Sin embargo, los únicos triunfos vendrían ya de la mano de RadioShack, entre los que destaca la general final de la Vuelta Andalucía.

Como curiosidad, hay que mencionar que llegó a cumplir su sueño de competir junto a Lance Armstrong. Tuvo lugar en 2010, la última temporada del tejano. Hay que reseñar a su vez que fue uno de los firmantes del comunicado en contra del cambio de política en su ex equipo, el Euskaltel, que contrataría ciclistas extranjeros y no renovando a algún corredor de la cantera como Amets Txurruka, el más sonado de ellos.

Tras el affaire Armstrong se ha quedado como el gran referente de la lucha contra el cáncer y la superación personal. Además de por su calidad ciclista, bastante menos conocida por dedicarse a ayudar a sus compañeros, por este hecho es digno de aplauso y un mayor reconocimiento del que actualmente tiene.

Ph: Radioshack

Más noticias:

Tony Gallopin, la carrera de Alain y Fignon

Fallece Arnaud Coyot

La importancia de Mikel Landa

Oliver Zaugg, el seguro de vida

Ermita del Alba, Asturias al 26%

¿Cuál es tu clásica favorita?

Nibali correrá el Tour de Flandes

Pan do Zarco, el relevo del Angliru

Pozzovivo, el poder del grimpeur moderno

Los mejores duelos de Clásica

Robert Gesink, el año clave

Recuerdos del Giro 1993

Los dilemas de Kreuziger

El annus horribilis de Tom Boonen

José Iván Gutiérrez y Movistar, tinta y papel

Chris Froome y el reto de las tres grandes

El antiguo reto de Eduardo Chozas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.