Nibali, magia y orgullo hechos ciclista

Es Nibali el campeón de la década. Ni siquiera Contador, el que más se le aproxima, expone sus armas con tanta transparencia y decisión. El español ataca cuando tiene la carrera perdida; el italiano cuando la tiene ganada. Hay algo genético en la épica con la que Italia dota a sus grandes corredores. 

Tal vez sean los recuerdos, la nostalgia. Coppi, Pantani, Simoni… una herencia que se ha incrustado en el ‘tiburón’, pese a que su motor sea de menor cilindrada. Un peso de la historia que lleva a sus espaldas el jefe del Astana, y del que no reniega. Al contrario, un papel que le encanta y que asume.

Porque no vale cualquier victoria. Un campeón gana así, a lo campeón, como quiso ganar en las Tres Cimas de Lavaredo e intentó hacer en el Angliru, donde tal vez con una táctica más conservadora hubiese recuperado el timón de la Vuelta. Pero eso no es ganar, a él no le vale. Sus fotografías venciendo a lo grande quedarán para la historia.

Más noticias:

Amets Txurruka, un paso adelante

Jesús y José, la clase de los Herrada

Joaquín Rodríguez y el cambio de tendencia

¿Es Oleg Tinkov bueno para el ciclismo?

Alejandro Valverde corre más y gana menos

Los ataques lejanos de Contador

Italia sueña con el duelo Valverde – Purito

Tony Martin, contrarrelojista para siempre

Rubén Plaza, lo que podría haber sido y no fue

¿Qué será de Juanjo Cobo?

Rui Costa quiere hacer historia

La única puerta abierta para Samuel Sánchez y Seeldrayers

La gran celda de Tom Boonen

El antes y el después de Pablo Lastras

El infravalorado valor de Dani Moreno

Los dos caminos de Michal Kwiatkowski

El por qué del adiós de Kloden

¿Volveremos a ver al mejor Contador?

Evans vuelve a Australia 4 años después

La semilla de un nuevo Euskaltel

¿Puede Quintana ganar este Tour?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.