Peter Velits, ¿suerte o clase?

Nada más pisar el pelotón profesional ya era señalado como un buen exponente de futuro. Junto a su hermano y de la mano del Milram alemán, tuvo la oportunidad de conocer las grandes pruebas y, lo que es mejor, poder medirse en ellas con libertad, sobre todo en el caso de Peter y en la montaña. Eran tiempos de Petacchi y Zabel y los esfuerzos del equipo se dirigían en otras direcciones. 

Un buen corredor en las rampas, pero que a su vez se defiende en contrarreloj. Y campeón del mundo sub-23 en 2007, casi nada. Se destapó de forma definitiva en la Vuelta 2010. Fue una edición rara, con montaña contenida y los favoritos intercambiando posiciones día sí, día también. Es cierto que Velits no se mostraba entre los primeros, pero no falló ninguna etapa, mientras que Nibali, Purito, Mosquera, el más regular, y otros perdían en una jornada lo que habían ganado durante las semanas anteriores.

Sería en la última contrarreloj, la de Peñafiel, donde demostraría por qué se iba a convertir durante las dos últimas ediciones como ganador indiscutible de su país contrarreloj. Ganaría como un avión y se colaría en plazas de podio. En la Bola del Mundo ya no habría margen para soltarle y subiría así al podio final, obteniendo una foto que difícilmente olvidará.

Después probaría el Tour como jefe de filas de HTC, muy centrado en Cavendish y las etapas. Con el eslovaco finalizando 19º, llegó el momento de cambiar de aires por la desaparición del equipo. Omega-Pharma le acogió y allí tampoco terminó de cuajar en las dos temporadas que ha permanecido.

Ahora le toca el turno a BMC, que no destaca especialmente por su estabilidad en cuanto a resultados. Pero con el irregular Van Garderen y el veterano Evans como líderes, sabe que cuenta con la oportunidad de encontrar su mejor forma y conseguir así que apuesten por él.

Lo curioso es que por primera vez en diez años correrá separado de su hermano gemelo, Martin, que se mantiene en Omega-Pharma.

Más noticias:

Serse Coppi, el otro campeonísimo

Entrevista a Rubén Fernández: “Me gustaría parecerme a Valverde”

Chris Anker Sorensen, la anarquía danesa

Recorridos ciclistas: Era del Contador (Canarias)

Carlos Verona, veterano a los 21 años

Atropello y calendario de Cancellara

Eros Capecchi, alas cortadas

Elissonde, objetivo Tour de Francia

Jonathan Castroviejo, la hora de la verdad

Luis León Sánchez cae de pie

Lo bueno y lo malo de las bonificaciones

Encuesta: ¿a favor o en contra de las bonificaciones?

Nibali derrota a Froome

La relación Contador – Armstrong

Warren Barguil duda entre Tour y Vuelta

44 cumpleaños de Marco Pantani

Óscar Freire y sus últimos 50 metros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.