,

Philippe Gilbert: "Siempre salgo a ganar"

Phillipe Gilbert es el actual campeón del mundo, victoria conseguida tras un año de sinsabores marcado por problemas de salud varios. Tras un 2011 arrollador, esta temporada sólo ha sido productiva para él en el último tercio, con dos victorias de etapa en la Vuelta y un Mundial que le convierte aún más en leyenda en su país, donde el renacimiento de Boonen le había hecho caer momentáneamente en el olvido.

Hasta bien entrada la temporada no hemos podido ver al mejor Phillipe. Y es extraño porque en 2011 ganaste casi todo lo que estaba a tu alcance.

Philippe Gilbert: El año anterior estuvo muy bien, lo hicimos bien. Pero es deporte, no una ciencia exacta y no puedes hacer exactamente lo mismo cada vez porque no serviría. Por mucha investigación que haya alrededor de la forma de los ciclistas, supongo que no se puede controlar todo.

¿Ganar el Mundial lo ha cambiado todo?

PG: Sí, siempre ha sido un sueño para mí, como para todos, creo. Hemos trabajado mucho sólo para ese día y ganarlo ha sido genial, indescriptible.

Justo en el año en el que has cambiado de Lotto a BMC, de un equipo de tu país donde eras el líder indiscutible a otro donde hay varios gallos…

PG: Ha supuesto algunos cambios, pero creo que ha sido una buena elección. Trataré de buscar mis límites en BMC.

¿Por qué el cambio?

PG: Mi equipo estaba a punto de desaparecer en 2011, así que no me quedó alternativa. Al final hay que trabajar y estar en activo y por eso tomé la decisión.

Ganar Lieja debió ser muy emocionante para ti porque además de la carga histórica, vives cerca…

PG: Sí, vivo en los alrededores de Lieja, así que sí que fue muy especial. Me sentí como se sentiría un vasco corriendo en San Sebastián. Correr en casa es una experiencia y más si ganas.

¿Podrías describir cómo ganaste allí a los hermanos Schleck?

PG: Sabía que tenía la oportunidad de vencer, pero no lograba dejarles atrás. Yo creo que cuando tienes la ocasión de ganar, tienes que hacerlo y no quedar segundo o tercero. O al menos intentarlo por todos los medios.

¿Pensaste en algún momento en dejarles y ganar en solitario?

PG: No, nunca pensé en atacarles porque teníamos buena colaboración y sabía que era el más rápido en la llegada.

Pero lo intentaste en Saint-Nicolas…

PG: Sí, pero sólo quería soltar a uno de los dos porque después podían crearme problemas si hacían labor de equipo. No intentaba irme en solitario. De hecho, en aquel momento querría haberme ido con Frank, era la idea.

¿Qué opinas de su táctica aquel día?

PG: (Risas) Cuando tu equipo trabaja a la perfección como todo el año 2011 es muy fácil llegar a la victoria y da igual todo lo demás. Fue una victoria mía, pero también del equipo.

¿Te considerarías uno de los mejores corredores de clásicas de la historia?

PG: Es difícil decirlo, pero puedes mirar mi palmarés para juzgar si soy bueno o no. Yo no lo voy a decir nunca, pero entiendo que si miras mis victorias, lo puedes decir.

Para muchos lo eres, aunque lo que más llama la atención en estos tiempos es que ganes desde marzo-abril hasta octubre. Debe ser complicado, ¿no?

PG: Sí, lo es. 2011 requirió muchísima energía, pero, ya sabes, era una gran oportunidad para ser el número uno y lo logré. No soy un corredor de vueltas de una o tres semanas y no obtengo esos puntos, así que es aún más complicado acabar el número uno del ranking. Así que pese a que es duro y difícil para corredores como yo, estoy contento.

Ello da una muestra de lo injusto que es el sistema de puntuación…

PG: Para mí el ranking no está bien pensado, se podría hacer mucho mejor.

Contador corrió en Lombardía e intenta competir en las clásicas. ¿Batir a Contador podría ser una de las pocas fotos que te faltan?

PG: Ya le he ganado en las carreras de un día y es un ciclista de categoría, aunque no un especialista en las clásicas. En ese tipo de carreras de final de temporada es más importante estar fresco. Para los que competimos desde febrero es difícil conservar la forma.

Tras lograr el Mundial, ¿Flandes sería lo único que te haría pensar “ya lo tengo todo”?

PG: También me faltaría la Milán-San Remo. He estado alguna vez en el podio de Flandes, alguna en el de San Remo… Es un buen reto para próximos años.

¿Cómo te gustaría ser recordado en el futuro?

PG: Yo creo que no es importante. Pienso que lo mejor siempre es ir día a día, disfrutar todo, y lo que dejas en el pasado, es pasado, sólo eso. Para mí es más importante terminar mi carrera siendo feliz y estando contento de lo que he logrado.

Como belga, ¿crees que se añade demasiada presión a vosotros los corredores para encontrar un nuevo Eddie Merckx?

PG: Hemos esperado durante muchos años por un especialista en el Tour para Bélgica. Ahora tenemos buenos ciclistas, pero cuesta pensar que vayan a ganar. Sí los hay para luchar por el podio, aunque es difícil hacerlo en el tú a tú. Tal vez en una escapada. Seguimos esperando a que algún joven aparezca con tanta capacidad como Merckx, pero es difícil y ahora mismo es a lo que podemos aspirar.

Para terminar, confiésanos algo: ¿dónde guardas tantos trofeos?

PG: En mi apartamento tengo algunos, pero muchos están en casa de mis padres, otros en la de mis amigos, en la de mi manager… Algunos los tiene el equipo. No lo sé, no me preocupo demasiado por ello ahora.

Realizada en septiembre de 2012

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.