,

Poblet, Edo, Mauri, Tondo y Purito: los grandes ciclistas catalanes

Miguel Poblet, historia del ciclismo español, catalán y mundial, fallecía en 2013. Con él se iban grandes páginas en las clásicas y las grandes vueltas. Otro sprinter intentó seguir su legado, aunque era demasiado grande como para alcanzar sus metas. Ángel Edo se tuvo que conformar con pelear con los grandes sprinters y ganarles alguna que otra vez.

Mauri se llevó una Vuelta ante el mismísimo Indurain, ya en su año triunfal de 1991. Algo que no podría volver a refrendar, pero siempre tuvo un buen nivel que mostrar. Tondo no fue lo que pudo ser, ya que la vida le interrumpió la lucha por conseguir un palmarés acorde con su clase. Fue de los más queridos entre los aficionados. Purito es otra cosa, un genio renacentista que bien puede ganar una ronda de tres semanas -al menos tocarla con los dedos- como llevarse una gran clásica prohibida hasta ese momento.

Se podría incluir en la lista a otros como Flecha, asentado en Llivia, y a algún otro, pero estos cinco podrían ser considerados como los cinco mejores corredores de la historia del ciclismo catalán. Una mina corta en producción, pero intensa y de calidad, efectiva.

A nivel de carreras, la Volta Catalunya es la cuarta más antigua del mundo, celebrando su primera edición en 1911. Ganaría el tarraconense Sebastiá Masdeu, que varias décadas después llegó a dirigir la prueba catalana. Mucio, un barcelonés, sería el primero en lograr dos ediciones de esta prestigiosa carrera.

Hasta 1952 no volvería a ganar un local, el que sería uno de los mejores corredores de la historia del ciclismo español, Miguel Poblet. La segunda victoria del vencedor de dos ediciones de Milán San Remo sería en 1960. Hasta 2010 no volvería a ganar ningún corredor de la tierra, con la victoria de Joaquín Rodríguez, que dejó ganar la etapa reina a Xavi Tondo. Purito ha sido durante los últimos años la bandera de Catalunya y España por todo el calendario.

Igual le sucedió a Mauri, que consiguió una plata en el Mundial de contrarreloj en 1998, justo por detrás de Abraham Olano. Formó parte de la ONCE durante sus mejores días, con una gran actuación en el Tour de 1995, siendo clave en el jaque que le tendieron a Miguel Indurain camino de Mende.

Más noticias:

Cómo frenar al mejor Alberto Contador

Los grandes días de Gilberto Simoni

Tiago Machado, el eclipse del arco iris

Vuelta 2014: La Muela de San Juan es la alternativa

¿Veto a Johnny Hoogerland?

Tom Boonen, el contrarrelojista

¿Cuál va a ser el corredor de 2014?

Indurain hace crack en Les Arcs

Óscar Pereiro, la moraleja del intento

Marcos García, el escalador invisible

Samuel Sánchez, épico en Sierra Nevada

Fundación Contador: nuevo equipo profesional

Arroyo, el ángel del Tour

Puerto de la Pandera, el puerto de Valverde

Entrevista a Juan Antonio Flecha

Roche, Martin y Giro, el año ciclista de Irlanda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.