,

Prejuicios sobre Igor Antón

El vasco firma por Movistar, parece que tras su prolongada etapa naranja va a encontrar esa estabilidad (o inestabilidad) que le faltaba. Sin embargo, nadie le considera capaz de ser tan gran corredor como ha parecido en todas sus demostraciones y sus grandes tardes. Una fama que se ha podido ganar, pero que también le ha venido impuesta por un contexto que no le ha ayudado a lo contrario. 

Y habrá que darle una oportunidad de reaccionar. Caso contrario sería que esta temporada después de cambiar el método de base, siguiese pasando desapercibido dentro del pelotón. Si lo hace, tendrá que plantearse si cambiar su rol a gregario de forma definitiva.

Lo normal es que su rendimiento mejore o que se busque un acomodo nuevo en una función nueva. Un gregario de grandes vueltas, donde sirva a los líderes más efectivos de su equipo, mientras que en las de una semana puede ganarse su peso como jefe de filas. Si en ese momento sube su cotización como corredor, puede tener la oportunidad de volverse a ganar la confianza. Primero en sí mismo, pero también por parte de los demás.

Un buen inicio de temporada ayudaría. En un principio es su idea, de cara a ir mejorando después hacia las clásicas, País Vasco y el Giro, donde tiene previsto su primer gran pico de forma. En todo caso, siempre supeditado a Nairo Quintana o cualquier otro líder que presente el conjunto Movistar en la salida de Belfast.

Más noticias:

Matej Mohoric, el monstruo de Eslovenia

Pantani y Guerini, Selva di Val Gardena 1998

Team Sky, el fin del ciclismo

La Camperona, el símbolo de una idea

Rocasanto RoadRace WT 56 (197,95€)

Project Avignon, la revolución del ciclismo

Alberto Contador y el aval Tinkoff-Saxo

El ciclismo de ataque debe regresar a las carreras

Wiggins, Valverde y Quintana en la Vuelta Andalucía 2014

Passo Gavia, el invierno del mundo

Los cuatro mejores días de Miguel Indurain

La juventud de Cadel Evans

Tony Gallopin, preparación de vuelta de tres semanas

Faustino Rupérez, el gran éxito de Mínguez

Diego Ulissi, ¿un nuevo Cunego?

El caso Quintana

Gorka Izagirre, garantía de regularidad

2 Responses
  1. ¿Donde está la bolita eh? hagan sus apuestas jóvenes y jóvenas, anímense a apostar donde pegaré el petardazo este año, ¿al principio, al final o en el medio? ¿dónde dejaré tirao al equipo? ¿aaah? ¿eeeh? adelante…damas y caballeros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.