,

Presentado el Giro 2014

Entre el 9 de mayo y el 1 de junio se disputa una exageradamente dura edición del Giro de Italia. Desde Belfast hasta Trieste, los ciclistas superarán hasta nueve finales en alto, de los cuales dos cobran especial importancia: la cronoescalada al mítico Monte Grappa y el durísimo Zoncolan. 

Será el festival de los escaladores, con finales en alto a lo largo de la segunda mitad. Pese a que los tres días de descanso permita a los organizadores decir que se trata de un Giro “más humano”, es una sucesión de montañas y de etapas de gran dureza una tras otra. Los pecados de siempre un año más. Etapas en macrodistancias sin ningún aporte deportivo y acumulación al final de lo interesante -6 finales en alto en los últimos 8 días-.

Sólo una etapa sobresale por encima del resto, aunque se repite con respecto a 2013 debido a su anulación. Val Martello recibirá por fin -si no sucede nada extraño- al pelotón tras escalar Gavia y Stelvio, casi nada. Lo bueno es que la brevedad de la jornada aumentará su combatividad. Los descensos jugarán más que las subidas.

El homenaje a Pantani se realiza de forma leve. Sí, se llega a Oropa y en una etapa muy dura. Y sí, se vuelve a Montecampione, donde sentenció Hinault en 1982 y donde reventó el Pirata a Tonkov. Pero, ¿qué pasa con las etapas de Selva di Val Gardena o Aprica? ¿No sería mejor homenajearle con menos llegadas en alto de tanta dureza y regalarle al aficionado una gran etapa de montaña? Los parámetros del ciclismo moderno.

Salvo sorpresa, todo se decidirá en las dos últimas jornadas competitivas. La cronoescalada al Monte Grappa constituye la más dura de las tres grandes en mucho tiempo. En cuanto al Zoncolan, qué decir. Sus rampas decidirán la suerte de la maglia rosa. En Trieste se coronará el campeón de la resistencia en la montaña.

1: Belfast – Belfast, 21,7 km

2: Belfast – Belfast, 218 km

3: Armagh – Dublín, 187 km

4: Bari – Taranto, 121 km

5: Taranto – Viggiano, 200 km

6: Sassano – Montecassino, 247 km

7: Frosinone – Foligno, 214 km

8: Foligno – Montecopiolo, 174 km

9: Lugo – Sestola, 174 km

10: Modena – Salsomaggiore, 184 km

11: Correggio – Savona, 249 km

12: Barbaresco – Barolo, 46,4 km

13: Fossano – Rivarolo, 158 km

14: Agliè – Oropa, 162 km

15: Valdengo – Montecampione, 217 km

16: Ponte di Legno – Val Martello, 139 km

17: Sarnonico – Vittorio Veneto, 204 km

18: Belluno – Panarotta (Valsugna), 171 km

19: Bassano – Monte Grappa, 26,8 km

20: Maniago – Monte Zoncolan, 167 km

21: Gemona – Trieste, 169 km

Hoy también:

Nibali, todo o nada al Tour 2014

¿Presión de Valverde a Quintana?

Thys, el campeón recortado

También te puede interesar:

Artículos relacionados con el Giro

Stelvio, historia de un mito

Mortirolo, casi siempre cruz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.