¿Qué es la psicología deportiva?

Antes de comenzar con el artículo me gustaría presentarme. Soy Samuel Arroyo, psicólogo deportivo y practicante del ciclismo en diversas modalidades  tanto a nivel competitivo como cicloturista, y en los diferentes artículos que voy a ir escribiendo, mi objetivo va a ser el de explicaros qué es la Psicología Deportiva y cómo vamos a poder aplicarla al ciclismo sobre todo en su vertiente cicloturista. 

Muchos seguro os preguntaréis o diréis “¿Un psicólogo?”, “¿Para qué me sirve eso a mi?”, “Yo no estoy loco para necesitar los consejos de uno”. Este tipo de comentarios sobre el papel de la Psicología en el deporte son muy habituales aún hoy en día, y básicamente es así porque se desconoce la función que puede llevar a cabo, cómo y en qué puede ayudarnos sea cual sea nuestro nivel. Se sigue teniendo la idea preconcebida de que el psicólogo es para “los locos” y sobre todo en el deporte, la creencia muy extendida, por la que trabajar el aspecto mental o con un profesional de la psicología puede dar la impresión de “ser débil” ante los demás, y por desgracia esto es así tanto a nivel profesional y de competición como de ocio.

Definir la psicología del deporte es a veces difícil por la gran cantidad de variables y aspectos que trabaja, pero a grandes rasgos podríamos decir que es una ciencia aplicada cuyo objeto de estudio es el comportamiento en el ámbito de la actividad física y el deporte. Por tanto, el papel del psicólogo deportivo va a ser el de intentar enseñar, mejorar o potenciar las habilidades psicológicas y solucionar las dificultades y/o problemas, de todas aquellas personas relacionadas con la actividad física y el deporte, sean deportistas, entrenadores, aficionados, familiares, árbitros, directivos o que practiquen deporte por motivos de salud. El trabajo se realiza a tres niveles diferentes: Deporte de Alto Rendimiento, Deporte de Base e Iniciación y Deporte de Ocio, Salud y Tiempo Libre.

Por lo tanto, puede ser útil a cualquier nivel del ciclismo, desde la alta competición al que da pedales por ocio y/o salud. Por ello, a nivel cicloturista, sea nuestro objetivo hacer la QH, el Camino de Santiago o salir con los amigos, puede ser muy beneficioso, y lo que es más importante, con cosas muy fáciles de aplicar, sencillas y con un costo muy bajo, que va a ser uno de los objetivos principales de estos artículos.

Todo el que monta en bicicleta sabe que tener una buena mente es fundamental en muchos momentos. Cuántos ciclistas que no entrenan mucho, andan bastante simplemente por “cabezonería”(aunque la genética también es determinante en este caso) u otros que no se rinden jamás ni echan pie a tierra en un puerto duro ni se retiran de una marcha aunque les quede mucho por delante. Sin embargo hay otros que estando excepcionalmente preparados, no andan nada a la hora de la verdad o ante el más mínimo contratiempo abandonan. Siempre se dice que donde no llegan las piernas llega la cabeza y ese va a ser mi objetivo, que aprendáis a controlarla y manejarla lo mejor posible dentro de las posibilidades de cada uno. Algunos tienen la suerte de traer de serie esa habilidad, otros no tanto, pero siempre se puede trabajar y mejorar si uno pone de su parte y sobre todo sabe cómo hacerlo.

No perder la motivación; planificar objetivos; focalizar la atención; controlar la ansiedad; aprender a descansar la noche anterior a una prueba importante, a relajarnos, a superar los momentos difíciles en una salida o marcha…serán algunos de los aspectos que iremos aprendiendo a llevar a cabo a lo largo de los artículos que vaya escribiendo.

Quedo a vuestra disposición para cualquier duda, consulta, crítica, sugerencia de tema, etc. Un saludo. Y recordad “No llegan los que más corren, sino los que saben a dónde van; más que ligereza de piernas, es menester cabeza firme.” (Mariano Aguiló)

Samuel Arroyo  wwww.psicologiamtb.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.